Público
Público

Adriano admite que bebía para poder dormir y que ha perdido un año y medio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El delantero brasileño del Inter Adriano Leite Ribeiro admitió hoy que bebía para poder dormir y lamentó haber perdido un año y medio de su vida, en una entrevista al canal de televisión italiano Sky.

Adriano habló abiertamente de la crisis por la que atravesó la pasada temporada y que le ha llevado a un alejamiento de la titularidad del Inter, e incluso a no ser incluido en la lista de jugadores que disputarán la Liga de Campeones.

"En esos momentos no lograba dormir, ni hacer nada positivo. Pensaba demasiado a mis problemas y para dormir tenía que beber. No quiero volver a hacer esas cosas", señaló el jugador.

Adriano reconoció que ha "perdido" un año y medio de su vida pero añadió "que son cosas que pueden ocurrir a cualquier persona" y que lo importante es que esta mala experiencia le pueda ayudar a crecer.

"Había demasiadas cosas que me deprimían, no lograba mantener mis problemas fuera del campo. Cuando iba a entrenar pensaba sólo a mis problemas y no lograba jugar bien", contó.

Y admitió que este comportamiento fue "un gran error" por su parte. "Tendría que haberme olvidado de mis problemas e intentar esforzarme en el campo pero no fue así", dijo.

El "Emperador", como se le conoce en Italia, y que ha crecido en una favela de Río de Janeiro, explicó que durante esta crisis llegó a decir a su madre que "eran más felices cuando no tenían dinero".

"El dinero está claro que ayuda tanto, pero la felicidad no la puedes comprar, porque cuando estás mal el dinero no te ayuda", señaló.

Ante la pregunta sobre qué es lo que le faltaba para ser feliz, Adriano aseguró ahora ha encontrado la felicidad al traer a Milán a su madre y a su hijo.

Adriano explicó "que su familia le dice que es demasiado bueno y que ese es su gran problema" pues tanta gente se aprovecha de esto para querer engañarle.

El delantero dijo que quiere olvidar el pasado y resaltó que está haciendo todo lo posible para recuperarse y no tener problemas como en la pasada temporada.

El pasado 16 de agosto, Adriano volvió a jugar con el Inter en el partido de liga contra el Catania y su entrenador Roberto Mancini afirmó que había "realizado pasos enormes".