Público
Público

Aguirre arranca la precampaña del 7-J con insultos al Gobierno

Afirma que la izquierda española es la más "sectaria y retrógrada" de Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esperanza Aguirre no intervino en la campaña de las elecciones vascas y gallegas. Pero ayer decidió dar 'el pistoletazo de salida' a las europeas cargando, con todas sus fuerzas, contra José Luis Rodríguez Zapatero.

La presidenta de la Comunidad de Madrid criticó la política económica, social, exterior y educativa del Ejecutivo socialista. A su jucio el 7 de junio se presenta una gran oportunidad para mostrar 'el apoyo al PP y el hartazgo de los errores del Gobierno'. '¡Tiene que ser un varapalo para Zetapé!', pidió rodeada por sus fieles y contagiada por los insultos que sus teloneros le habían dedicado al presidente y a su equipo.

Aguirre, que reconoció que su partido había pasado unos meses 'duros' con el caso Gürtel y la supuesta trama de espionaje y corrupción en el Gobierno regional, recuperó sus fuerzas y la línea más dura de los conservadores. Así animó a los suyos para que fueran 'valientes' y aguantaran las críticas de 'los demagogos de la izquierda española, la más sectaria y retrógrada de toda Europa'. También tenía una palabras reservadas para 'esos' nacionalismos 'disgregadores y empequeñecedores que perdieron las elecciones el 1-M'.

La dirigente regional denunció la 'campaña sin precedentes' que los 'adversarios y enemigos' del PP habían emprendido. E inscribió dentro de ésta, el 'desproporcionado' recurso de inconstitucionalidad que el el Gobierno presenta hoy contra la Ley de Cajas de la Comunidad de Madrid.

Además, recordó que su ley sólo había contado con siete votos en contra y lamentó que en Moncloa hubiesen empleado el 'mismo procedimiento previsto para paralizar el Plan Ibarretxe'. 'Cómo si introducir un cambio mínimo para la representación en Caja Madrid, para que la sociedad pueda estar mejor representada en la entidad y evitar que los consejeros se perpetúen en sus cargos, fuera un ataque a la Constitución de esa envergadura', defendió.

'No hay que tener miedo a las críticas', aconsejó. Y se puso de ejemplo. Ella prefiere que la ataquen a que la alaben porque, según comentó, le sirve de 'acicate'. 'Me han dado 35 portadas negativas en El País. Pero no me importa nada, me llena de satisfacción', exclamó con orgullo.

La presidenta madrileña recordó que el PP ha sufrido 'ataques desenfrenados' a lo largo de su historia de los que siempre ha logrado salir 'fortalecido'. Y se congratuló de que los 'ataques del juez furtivo y del juez socialista' no le hubieran pasado factura a su formación en las últimas elecciones.

El primer acto de precampaña, organizado por el PP de Madrid en el Teatro del Bosque de Móstoles, no contó con la presencia del candidato, Jaime Mayor Oreja. En su lugar acudieron los europarlamentarios Alejo Vidal-Quadras y Antonio López-Istúriz. En representación de la dirección nacional acudió Miguel Arias Cañete, coordinador del programa y dirigente que todo el mundo da por seguro que irá en las listas.

En el encuentro la aparición de Aguirre fue sonada. Todos los que intervinieron fueron presentados precedidos por un breve resumen de su trayectoria. Sin embargo para ella bastó con que la locutora reseñara que se trataba de 'una mujer que lo es todo en Madrid y en el PP'. Entonces, la líder regional inició su discurso al grito de '¡Guapa, guapa! y un coro de aplausos de un auditorio en pie.