Público
Público

Aguirre impide que la Asamblea debata sobre Sánchez Dragó

El PP veta una pregunta sobre las relaciones con menores del presentador de Telemadrid. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP quiere dar por zanjada la polémica levantada la semana pasada a raíz de que el escritor y presentador de Telemadrid, Fernando Sánchez Dragó, confesara en un libro haberse 'trajinado' a dos menores de 13 años durante un viaje a Japón. Ni siquiera ha permitido que la Asamblea regional debata sobre la permanencia del autor al frente del programa Las noches blancas de la televisión pública madrileña.

La Mesa del Parlamento madrileño, en la que el PP tiene mayoría, impidió este martes que el portavoz socialista en la Comisión de Control de Radio Televisión Madrid, el diputado Juan Antonio Ruiz Castillo, pregunte al Ejecutivo regional acerca de las polémicas manifestaciones realizadas por Sánchez Dragó en su último libro Dios los cría... y ellos hablan de sexo, drogas, España y corrupción..., escrito conjuntamente con el dramaturgo Albert Boadella.

El PP sostiene que a la Cámara no le compete decidir sobre Telemadrid

Fuentes conocedoras de la reunión explicaron que los conservadores justificaron su negativa en que la cámara 'no tiene competencia' para decidir sobre un 'órgano autónomo' como es Telemadrid. Sin embargo, en la Asamblea sí existe una comisión de control específica de la televisión pública.

Maru Menéndez, portavoz socialista en la Asamblea, consideró que el esgrimido por los conservadores es un argumento 'falaz', ya que cree que la polémica es un 'tema suficiente grave como para ser tratado en la Cámara'. 'No se puede consentir que un señor que trabaja en una entidad pública haga apología de haberse acostado con varias menores en un libro', indicó.

Los socialistas lamentan que no se haya pronunciado el Defensor del Menor

Después de que se conociera el contenido de la última obra del polifacético personaje que se jacta de sus supuestas prácticas pedófilas, tanto el PSOE madrileño como el comité de empresa de Telemadrid habían exigido el cese inmediato de Sánchez Dragó de su puesto al frente del programa de la cadena pública. Pero el consejo de administración de la cadena se declaró 'incompetente' para despedirlo.

'Hay que recordar que Telemadrid es una cadena que pagamos todos los madrileños', aseguró Menéndez. Y, por ello, lamentó que no se pueda preguntar sobre el asunto ni a la Cámara autonómica ni al máximo órgano de dirección de la cadena. 'Solamente queda el Defensor del Menor', señaló, 'del que no hemos escuchado aún su opinión sobre el asunto'.

Quien sí habló el pasado jueves fue la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que ya dijo que no consideraba que las palabras de Sánchez Dragó justificaran su salida de la televisión pública. 'La historia de la literatura está plagada de relatos absolutamente reprobables', le defendió, entonces. Obvió Aguirre que el libro en cuestión no es una novela y narra las experiencias personales del escritor durante un viaje que realizó a Japón en 1967.

Varias librerías decidieron retirar el libro de sus estanterías cuando estalló la polémica 'por su contenido pederasta', y la propia ministra de Cultura reprobó el sábado las palabras de Sánchez Dragó en un encuentro en el que también estuvo presente el escritor, en la Feria del Libro de Estambul. 'La literatura no es coartada. (...) Las obligaciones y valores de un escritor no son distintas de las de cualquier otro miembro de la sociedad', le espetó la ministra.