Público
Público

Aguirre: "Tendré que quedarme en casa y poner antideslizante en la ducha"

La delegación de la presidenta de la Comunidad de Madrid, formada por quince personas, se encontraba en el hotel Oberoi de Bombay con un grupo de empresarios, que lograron

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Cuando se acerque finales de noviembre y principios de diciembre me tengo que quedar en casa y poner un antideslizante en la ducha'.

Con humor, muy tranquila y sin olvidar que hace tres años tuvo un accidente de helicóptero por estas mismas fechas —1 de diciembre de 2005—, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha narrado su dramática experiencia en los atentados de Bombay (India).

'Puedo confirmar que la totalidad de la Delegación de la Comunidad de Madrid se encuentra bien', ha comenzado Aguirre su intervención tras aterrizar en Madrid, quien no fue consciente del peligro en un primer momento.

'Cuando aquello se convirtió en un tiroteo fue cuando fui consciente [...], cuando se produjo la ensalada de tiros me metí debajo de la recepción del hotel', ha asegurado Aguirre, quien ha contado como perdió sus alpargatas y fue arrollada por la gente del hotel.

'Nos metieron en la cocina, en las cámaras de la cocina, en la lavandería y luego nos sacaron a una especie de salón de bodas donde habría unas 200 personas', recordado Esperanza Aguirre, quien pensaba que iba a pasar la noche allí.

Aguirre, quien pisó 'muchos charcos de sangre', asegura que 'cuando nos dijeron que el hall del hotel estaba en llamas, comprendimos que había que salir de allí'.

'El peor momento fue yendo hacia el aeropuerto, cuando nos quedamos atascados en un inmenso atasco fruto de las bombas', ha reconocido Aguirre.

Aguirre ha llegado a las 09:45 horas de hoy a Madrid en un vuelo de Swissair procedente de Zúrich, en el que ha viajado junto a tres colaboradores y al alcalde de la localidad madrileña de Majadahonda, Narciso de Foxá.

La delegación de Aguirre, formada por quince personas, se encontraba en el hotel Oberoi de Bombay con un grupo de empresarios, que lograron escapar ilesos del área de los atentados.

 Fuentes de la Comunidad de Madrid han explicado que en el citado hotel permanecen todavía dos de los empresarios que integraban la delegación madrileña y han manifestado que la directora de Comunicación de la Comunidad de Madrid, Isabel Gallego, tampoco ha abandonado la ciudad india.

Por su parte, fuentes diplomáticas han precisado que en los atentados resultaron heridos los españoles Rafael Deaux y María Rosa Romero, que permanecen ingresados en un centro hospitalario de la ciudad, ambos con pronóstico leve.

Además, el resto de los empresarios se encuentran aún en el consulado español en Bombay.

El eurodiputado de CiU Ignasi Guardans ha confirmado que la misión de eurodiputados que encabeza se halla segura en la residencia del cónsul francés en Bombay, aunque explicó que aún hay 'desconcierto' sobre su rápida salida de la India.

'Estamos en una situación de desconcierto respecto a nuestra salida, en Bruselas están en negociaciones para ver si se fleta un avión', explicó. 'Hay miembros (de la misión) que temen por su seguridad, con razón', expuso Guardans.

El eurodiputado de CiU subrayó que quizá en las próximas horas podrían volver a Europa, aunque insistió en que de momento 'está todo en el aire'. Cuatro personas de la delegación, dos de ellas eurodiputados, permanecían retenidas en el hotel Taj, uno de los lugares atacados, y han podido salir del edificio durante la noche. 

Por su parte, el alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá (PP), que permanecerá en Bombay hasta que pueda recoger los restos mortales de su hermano, fallecido antes de los atentados de ayer, ha declarado que los españoles que quedan allí temen 'por los cientos de rehenes que permanecen en los hoteles atacados por los terroristas'.

'Ayer teníamos la sensación de que estábamos en una ciudad tomada y hoy, aunque hay una calma tensa, no paran de oirse explosiones y se comenta que hay miedo a que los terroristas, si son de Al Qaeda, se puedan inmolar en los hoteles, donde hay entre cien y doscientos rehenes', ha indicado a Efe el regidor desde el consulado español, donde ha permanecido toda la noche sin dormir'.