Público
Público

La AIE dice que los precios del crudo son muy altos y pide más inversiones en el sector

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Agencia Internacional de Energía (AIE) advirtió hoy de que los precios actuales del crudo son "demasiado altos para todo el mundo, especialmente para los países en desarrollo", y pidió mayores inversiones en el sector.

Así lo manifestó hoy en Roma el director ejecutivo de la AIE, Nobuo Tanaka, ante más 60 ministros que participan en el XI Foro Internacional de la Energía (IEF, en sus siglas en inglés).

En rueda de prensa, Tanaka se refirió al precio récord del barril de crudo, que hoy superaba los 117 dólares, y lo atribuyó a un conjunto de factores, como "obviamente al aumento de la demanda", pero también a la especulación financiera, cuestiones climáticas, o escasez parcial en los suministros.

"No se puede identificar un único elemento", dijo, tras apuntar que pese a que la crisis económica en EEUU y los altos precios del crudo están desacelerando la demanda petrolera en las naciones industrializadas, "China, India y Oriente Medio siguen creciendo".

Por eso, Tanaka estimó que "si los países productores mantienen el nivel actual (de su oferta de crudo), veremos un aumento de las reservas almacenadas y ello llevará a un mejor equilibrio de los fundamentos del mercado", lo cual, salvo imprevistos, debería moderar los precios.

Pero a largo plazo, advirtió de que la creciente demanda plantea serios desafíos, frente a lo cual Tanaka hizo un llamamiento para movilizar grandes inversiones en el sector.

Los países productores deben aumentar su capacidad de extracción, pues "incluso si los consumidores son muy activos para reducir (su dependencia del petróleo), aún queda mucha demanda para crudo y combustibles fósiles", señaló Tanaka.

Mientras, los consumidores tendrán que mejorar la eficiencia energética y desarrollar alta tecnología para capturar carbono y desarrollar otras medidas medioambientales, así como fuentes alternativas.

Según los cálculos de la AIE, el petróleo, el gas natural y el carbón seguirán siendo las mayores fuentes de energía con un 84 por ciento en el año 2030.

Para responder a esas necesidades, sólo el sector del petróleo requiere una inversión de 5,4 billones de dólares en los próximos 22 años.