Público
Público

Aitor Ocio cree que los árbitros son a veces demasiado rigurosos con él

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El jugador que más expulsiones ha sufrido a lo largo de la temporada en Primera División, Aitor Ocio, que ha visto ya tres tarjetas rojas (y once amarillas) en lo que va de temporada, considera que, a veces, los árbitros son demasiado rigurosos con él.

"Hay algunas decisiones que asumo, que entiendo, pero otras que no esperaba y que entiendo rigurosas", ha dicho el defensa vitoriano tras el entrenamiento de hoy de su equipo en Lezama.

El jugador del Athletic, en todo caso, admite su "responsabilidad" y cree que debe "aprender a convivir" en un asunto en el que ve "el límite de la vara de medir muy bajo".

Ocio ha recordado que, en ocasiones, ha sido él el que ha recibido "el primer golpe que podría haberse visto" y no ha llegado la sanción hasta cuando ha sido él el involucrado. "Con eso no quiero decir que no fue la mía, sino que las otras situaciones tenían que haber tenido la misma interpretación", ha explicado.

También se ha acordado de que cuando estaba "en el Sevilla también hubo una etapa en la que hubo serie de decisiones que no se llegaban a entender", con él, "con Javi (Navarro) o con Pablo (Alfaro)" de protagonistas, que provocaron que en la capital hispalense se hablase "de una cierta persecución".

"Yo no quiero creer en eso, pero sí que en el campo a veces tengo una sensación de impotencia cuando hay acciones que si tú la haces tienen una amonestación y en sentido contrario no", se ha quejado.

Algo parecido cree que le pasó en Zaragoza, cuando antes de su expulsión, a su juicio, el central zaragocista Fabián Ayala provocó una jugada "claramente de penalti y expulsión" y fue a él al que le mostraron la roja por su "reacción" posterior.