Público
Público

Al menos 45 muertos en Siria por la represión de las protestas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 45 personas murieron hoy y centenares resultaron heridas en localidades del centro, este y norte de Siria por la represión del Ejército y las fuerzas de seguridad, según varios grupos opositores.

La organización la Revolución Siria contra Bachar al Asad denunció en Facebook que treinta personas perdieron la vida hoy en Hama, en el centro del país, a consecuencia de los disparos de las fuerzas de seguridad y mostró una lista con los nombres de los fallecidos.

La ONG subrayó que los hospitales de la zona han perdido el control de la situación por la falta de sangre y de material para tratar las urgencias.

Por su parte, los denominados Comités Locales de Coordinación en Siria indicaron que por el momento el hospital Al Horani de Hama ha recibido unos cuarenta cadáveres con disparos en la cabeza y en el cuello.

En declaraciones a la cadena de televisión catarí Al Yazira, uno de los vecinos de Hama, Abu Faisal, señaló que los efectivos de seguridad dispararon con ametralladoras contra los manifestantes.

Según Faisal, de los 700.000 habitantes que tiene esa localidad, 100.000 salieron hoy a la calle para protestar contra el régimen de Bachar al Asad.

Por su parte, otro vecino, Ahmad Husein, afirmó a la emisora que pudo contar en los hospitales más de treinta muertos y cientos de heridos y aseguró que la manifestación siempre fue pacífica.

Husein destacó que las fuerzas de seguridad dispararon en la calle y desde azoteas a diestro y siniestro contra los manifestantes con armas automáticas y ametralladoras.

En 1982, Hama fue escenario de una masacre perpetrada por el régimen de Hafez al Asad, padre del actual presidente, para aplastar un levantamiento islamista que causó entre 10.000 y 40.000 muertos.

Por otro lado, en Deir Zur, en el este, al menos ocho personas perdieron la vida y 35 resultaron heridas, entre ellas varias graves, por la represión de los cuerpos de seguridad, informaron los Comités Locales de Coordinación en Siria.

Ese mismo grupo indicó que en Rastan, al norte de Damasco, varios francotiradores se desplegaron en la mayor parte de los edificios del centro y dispararon contra los ciudadanos causando la muerte de tres "mártires", que la ONG identificó por sus nombres.

La red opositora Sham y la Revolución Siria contra Bachar al Asad afirmaron, además, que al menos cuatro personas, que identificaron por sus nombres, murieron en Telbisa, al norte de Damasco.

Esas ONG apuntaron que entre los muertos se encuentra un anciano de 85 años.

Entretanto en Deraa, en el sur, el Ejército desplazó unos treinta tanques de refuerzo y llevó a cabo una campaña de arrestos cuando los fieles salían de la mezquita de Omari.

Siria celebró hoy una nueva jornada de protestas contra el régimen de Al Asad en el bautizado como "Viernes de los niños de la Libertad", en homenaje a los menores fallecidos durante las revueltas populares, iniciadas a mediados de marzo pasado.

Estos sucesos se producen después de que Al Asad decretara el pasado día uno la formación de un organismo para comenzar un diálogo nacional y superar la crisis que afronta el país.

Sin embargo, unos trescientos opositores sirios reunidos ayer en la ciudad turca de Antalya aprobaron una declaración que marcaba como objetivo la caída del mandatario.

Desde que estallaron las protestas políticas a mediados de marzo pasado el régimen de Al Asad ha tratado de aplacarlas sin éxito con la adopción de varias medidas.

El martes pasado, el mandatario ordenó una amnistía general, que incluía a los presos políticos, para aquellos reos que hubieran perpetrado crímenes hasta ese día y que consistía en el perdón de la mitad de la pena siempre y cuando no hubiera una denuncia interpuesta por un individuo.

El pasado 11 de mayo se creó un comité para elaborar un borrador de una nueva ley electoral para la celebración de comicios generales.

También, el pasado 21 de abril, el mandatario aprobó la derogación de la Ley de Emergencia, vigente desde 1963, la eliminación del Alto Tribunal de la Seguridad del Estado y respaldó una nueva ley que garantizaba el derecho a convocar protestas pacíficas.

Asimismo, a mediados de abril se anunció un nuevo gobierno con el extitular de Agricultura Adel Safar como nuevo primer ministro.

Más de mil manifestantes han perdido la vida desde el inicio de las revueltas populares que se han intensificado y extendido por varias ciudades de Siria.