Público
Público

Al menos 50 muertos en un atentado en Pakistán

Un terrorista suicida provoca una masacre en una mezquita en el noroeste del país durante las oraciones del viernes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Horas antes de que Barack Obama presente oficialmente su nuevo plan para hacer frente a la guerra en Afganistán, un terrorista suicida ha acabado este viernes con la vida de al menos 48 personas al estallar la carga explosiva que portaba en una mezquita en el noroeste de Pakistán durante las oraciones del viernes.

'Justo cuando el Iman empezó la oración diciendo Allahu Akbar (Dios es grande), explotó la bomba', dijo a los periodistas Tauseer Khan, un hombre de 70 años trasladado a un hospital en Pehawar. 'Fue muy fuerte. Todavía no oigo bien', dijo el herido que tiene quemaduras en la cara y las manos. Su nieto y su hijo, que estaban en la mezquita con él, también resultaron heridos.

En un primer informe, Tariq Hayat Jan, administrador de la región de Khyber, lugar de la explosión, hablaba de 48 muertos. Una hora más tarde, Rahat Gul, un portavoz de dicha administración elevó la cifra de víctimas a 50. En el atentado hay por el momento 75 heridos, según Gul.

 Jan confirmó que el suicida estaba dentro de la mezquita y en el momento del atentado había dentro entre 250 y 300 personas. El edificio ha quedado completamente derumbado.

Entre los muertos hay quince miembros de la administración civil, así como guardias de seguridad, según una fuente oficial citada por Dawn TV, que añadió que en la mezquita había también miembros de las fuerzas paramilitares paquistaníes.

Quince ambulancias se desplazaron al lugar del atentado, según una fuente policial citada por el canal Express TV. El presidente, Asif Alí Zardari, y el primer ministro, Yusuf Razá Guilani, ya han condenado el ataque.

'Es sorprendente, ellos afirman que están llevando a cabo la yihad y después realizan ataques suicidas dentro de mezquitas durante las oraciones del viernes', dijo Jan a GeoTV.

Pakistán está en el centro de las críticas occidentales por verse incapaz de controlar a sus extremistas. El primer ministro británico, Gordon Brown,  criticó con dureza al Gobierno de Zardari por este hecho en un artículo publicado el pasado domingo en The Observer.

Según Brown, el principal foco de militantes de Al Qaeda se concentra en ese país. Las tropas de la OTAN desplegadas en Afganistán están sufriendo en sus carnes ese tránsito de terroristas por la frontera afgana. Los mandos militares afriman que los talibanes son entrenados en Pakistán y después entran en Afganistán para reforzar la insurgencia.