Público
Público

Al menos 4.500 fallecidos cobraban pensión en Grecia

Atenas inicia las privatizaciones vendiendo el 10% de la operadora OTE a Deutsche Telekom

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los planes de ajuste de Grecia continúan su marcha acelerada y para ganar credibilidad en los mercados exteriores, el Ejecutivo intenta demostrar su renovada lucha contra el fraude. Según desveló la ministra de Trabajo, Luka Katseli, cerca de 4.500 empleados públicos ya fallecidos seguían cobrando aún sus pensiones, como han revelado las investigaciones que ha llevado a cabo la Seguridad Social. En una entrevista al diario griego Ta Nea, Katseli subrayó que el coste que han supuesto para los contribuyentes esas más de 4.500 pensiones han sido de hasta 16 millones de euros. En esta línea, la titular de la cartera de Trabajo confirmó que el Gobierno está analizando la veracidad de que haya más de 9.000 pensionistas que superen los 100 años de edad y actualmente se está revisando cuántos de ellos están aún vivos. También han descubierto 18.000 casos de prestaciones por desempleo a personas que no tenían ese derecho.

Pero además de sus esfuerzos por ser rigurosos, el país continúa con el proceso de privatizaciones y ya ha colocado otra parte de su principal operadora de telecomunicaciones, OTE. Deutsche Telekom, la primera de su sector en Alemania, ha comprado una participación del 10% en OTE por aproximadamente 400 millones. La operadora germana ya poseía un 30% y ha ejercido su derecho preferente de compra para captar otro 10% adicional.

Investigan a 9.000 pensionistas de más de 100 años para ver si están vivos

La pasada semana, el diario griego Imerisia también afirmaba que el ministro de Finanzas y la operadora alemana habían iniciado conversaciones para la venta de un 6% adicional, aunque esto dependerá de los términos y las condiciones establecidas por el Gobierno heleno. Con esta venta, el Ejecutivo de Yorgos Papandreu inicia el proceso de privatizaciones con el que pretende recaudar alrededor de 50.000 millones hasta el año 2015 para poder hacer frente a sus necesidades de financiación. Dentro del plan prevé vender el servicio postal y la gestión de aguas, entre otros activos.

Además, según publicaba la edición online del diario Ekathiremini, el Banco Central Europeo aún está estudiando la posibilidad de cubrir parte de las necesidades de financiación del país mediante la renegociación de bonos con inversores privados. La idea de que algunas entidades acepten extender la fecha de vencimiento de sus obligaciones de cobro o convertirlas para volver a comprar otras nuevas con diferente vencimiento, en una suerte de refinanciación, cobra fuerza. Los expertos descartan que sólo con el rescate aprobado por el FMI, el BCE y la UE se puedan cubrir las necesidades de liquidez de Atenas.