Público
Público

Un alcalde recibe el premio al hombre más sexista de Australia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un alcalde del interior de Australia, que pidió a las "patitas feas" que sufrieran de amores no correspondidos que se mudaran a un remoto pueblo minero para compensar la escasez de mujeres, ha ganado el premio anual al acto de sexismo más vergonzoso del país.

John Malony, alcalde de Mount Isa, enfureció a las mujeres en agosto cuando dijo que "con cinco tipos por cada chica, sugeriría a las mujeres poco atractivas que vayan a Mount Isa", en el noroeste del estado de Queensland.

Al otorgar el galardón, la legisladora y organizadora del premio anual Ernie, Meredith Burgmann, dijo a la radio estatal: "Creo que el mensaje es estar vigilantes, estar atentos, mantener a la gente, a los tipos a raya y asegurarnos de que los identificamos y los avergonzamos".

Los premios anuales tienen 10 categorías y se deciden por el nivel de abucheos, silbidos y pataleos que reciben, en una reunión a la que sólo asisten mujeres y que se celebra en el parlamento de Nueva Gales del Sur en Sydney.

Malony se llevó el premio de la máxima categoría al defenderse con la frase: "Las que se quejan me culpan a mí por su apariencia".

En ese momento, el alcalde declaró que "digo las cosas como son", en un pueblo cargado de testosterona y que es más famoso por sus vaqueros y minas de plomo, plata, cobre y zinc, que por sus parejas.

Malony recibió apenas unos pocos abucheos más que Troy Buswell, un ex líder de la oposición que es tesorero del estado de Australia Occidental, y al que este año se acusó de oler la silla de una compañera de trabajo y de cortar el tirante de un sostén.

La cadena de televisión Channel Nine recibió un premio por despedir a una periodista cuando estaba en su baja de maternidad y porque el jefe de noticias John Westacott supuestamente habría dicho que las mujeres reporteras deben ser sexualmente seductoras para tener éxito.

El ex jugador de rugby Brendan Cannon se llevó el premio Buen Ernie a "chicos que se portan mejor" por decir que no quería que su hija creciera en un país en el que casi todas las mujeres serán víctimas de violencia física o abusos sexuales a lo largo de su vida.