Público
Público

Alemanes y franceses, los más expuestos a España

Entre deuda pública y préstamos bancarios, acumulan un riesgo de 430.000 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La eventual caída de España y la necesidad de que fuera rescatada no es un problema sólo de los ciudadanos, empresas y Gobierno español, ni mucho menos. Los países de nuestro entorno tienen mucho dinero invertido en el país y en su deuda soberana y no pueden permitirse el lujo de dejarlo caer.

Si se mira únicamente la deuda pública, la que emite el Estado para financiarse, los inversores (principalmente bancos) franceses y alemanes tienen una exposición muy elevada. Los galos son propietarios del 25,4% de la deuda que España ha vendido en el extranjero. Son 63.568 millones de euros. Los germanos cuentan, por su parte, con 19.348 millones, según los últimos datos facilitados por el Tesoro, que corresponden a final de octubre.

En total, los inversores extranjeros poseen el 47% de la deuda pública española y el 53% restante está en poder de españoles, buena parte de ellos bancos y cajas. Este elevado porcentaje (aunque en tendencia bajista) en manos nacionales podría suponer una ventaja en caso de que las cosas se pongan más feas, según los expertos, ya que este grupo de inversores es más reticente a desprenderse de la deuda, mientras que los extranjeros podrían desprenderse de ella con menos miramientos si vieran problemas a la vista.

Pero, además, las entidades financieras de Francia y Alemania tienen un riesgo mucho más elevado con España a través de los préstamos que han realizado a las Administraciones Públicas, a los bancos españoles, a las empresas y a los ciudadanos. Las francesas, quizá por la cercanía, vuelven a ser las más expuestas. En total suman 183.100 millones, que estarían en riesgo en caso de que el país tuviera problemas serios. El sector financiero alemán tiene también la nada desdeñable cifra de 163.400 millones prestados a los españoles, cifra que en el caso de Reino Unido (que no es uno de los mayores compradores de deuda pública española y no aparece entre los destacados por el Tesoro) se eleva a 150.000 millones, según los datos del Banco Internacional de Pagos (BIS).

Ante estas exposiciones, muchos son los analistas que aseguran que llegará el momento en que estos grandes países den un paso al frente para ayudar a España. De hecho, una de las posibilidades que se barajan en el mercado (sólo en el hipotético caso de que necesitara ayuda) es que España reciba préstamos bilaterales con Alemania y Francia en lugar de acudir al fondo de rescate, que no tendría dinero para hacer frente a este ingente salvamento.

DISPLAY CONNECTORS, SL.