Público
Público

Alemania amenaza con no reforzar el fondo de rescate

El país germano pretende utilizar sus dudas como forma de presión para exigir más ajustes. España critica que el retraso agrava las tensiones en los mercados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escaso entusiasmo que levantan entre algunos países europeos las nuevas exigencias de Angela Merkel se ha cobrado una víctima: el refuerzo del fondo de apoyo al euro, consensuado hasta hace tan sólo unos días. El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, advirtió ayer de que el mecanismo, en vigor hasta 2013 y que ya ha sido utilizado para rescatar a Irlanda, podría no ser ampliado. 'Los mercados han estado bastante tranquilos desde diciembre y no tenemos interés en inquietarlos', aseguró Schäuble en referencia a las negociaciones, que hasta la última cumbre de la UE se daban por prácticamente cerradas.

Sin embargo, analistas y diplomáticos coinciden en que es precisamente la promesa de reforzar el fondo la que explica esa calma, en el mejor de los casos relativa si se tiene en cuenta la creciente presión sobre Portugal. 'Es un paso atrás', aseguró ayer un diplomático europeo cercano a las negociaciones. Según estas fuentes, Alemania pretende utilizar como medida de presión estas nuevas reticencias a la ampliación del fondo para 'exigir más medidas' dentro del plan de competitividad presentado en la última cumbre por Merkel y Sarkozy.

Entonces, sus propuestas pasaban por desvincular la evolución de los salarios de la de los precios, elevar la edad de jubilación en toda la zona del euro o crear cláusulas antidéficit e incluirlas en la Constitución de cada Estado miembro. Su fría acogida está, para muchos, detrás de este repliegue alemán, que ayer contó también con el apoyo de Austria.

El pacto de competitividad propuesto por Merkel y la reforma del fondo del euro son parte de un paquete de medidas que se deberían acordar en una cascada de cumbres durante el mes de marzo. Para Portugal, y en menor medida para España, la táctica negociadora de Merkel podría complicar mucho su posición en los mercados, hasta ahora apuntalada por la solidaridad de la zona euro.

'El proceso está siendo más lento de lo que sería deseable', advirtió Fernando Teixieira dos Santos, ministro de Finanzas de Portugal. 'Los retrasos y las dudas en los avances que son necesarios afectan a la eurozona y a la estabilidad del euro', lamentó en referencia a la situación de su país. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, admitió que la eurozona podría ser 'más ágil' a la hora de enviar una señal definitiva a los mercados, aunque aseguró no estar 'en absoluto' preocupada por los efectos sobre España de los atrasos.

El freno alemán a la reforma del fondo actual contrasta con la sintonía de la zona euro en torno al mecanismo que lo sustituirá a partir de 2013. El Eurogrupo alcanzó el lunes por la noche un acuerdo para dotar al futuro fondo con una capacidad de prestamos de 500.000 millones de euros.

Este nuevo mecanismo, está llamado a ser un reflejo del fondo de rescate una vez que haya sido reformado. Entre las mejoras que barajaban los socios de la moneda única están la posibilidad de recibir créditos a corto plazo y que el fondo compre deuda pública a los bancos, lo que por el momento sólo hace el BCE.

Salgado terció en la campaña por la sucesión de Jean-Claude Trichet al frente del BCE, asegurando que España apuesta por un perfil continuista al frente de lainstitución. En la práctica, la vicepresidenta apoyó 'de manera indirecta' a Mario Draghi, el candidato italiano.

Por otro lado, se ratificó ayer la designación del director del Banco Nacional de Bélgica, Peter Praet, para sustituir a la austriaca Gertrude Tumpel-Gugerell en el comité ejecutivo del BCE, con lo que pasa a ser un órgano formado sólo por hombres.