Público
Público

Alemania impone un acuerdo de mínimos que frena los planes de Rajoy para la banca española

Bruselas asegura que la puesta en marcha del supervisor bancario único se llevará a cabo en "el curso del año 2013", retrasando la fecha inicial prevista para enero de ese año.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esta vez ganó Angela Merkel. Los jefes de Gobierno de la Unión Europea han retrasado la fecha de puesta en marcha de la unión bancaria y del supervisor único hasta finales del 2013, tal y como quería Alemania. De esta forma la recapitalización directa de los bancos tendrá que esperar hasta por lo menos el próximo otoño. Este mecanismo supondría la toma de control total del Banco Central Europeo (BCE) para decidir sobre los bancos europeos sin que los Gobiernos tuvieran voz sobre ellos y permitiría que el fondo de rescate europeo tuviese la potestad de recapitalizar diirectamente a las entidades financieras de la zona euro, tal y como quería el Gobierno español.

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, y el vicesecretario y comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, comunicaron a la prensa las conclusiones tras la cumbre. Subrayaron que los procesos para construir una unión monetaria más fuerte se caracterizan por la 'apertura y la transparencia entre los estados miembro'.

Sobre la recapitalización de los bancos españoles, tanto Barroso como Rehn insistieron en que no hay una fecha precisa. Recordaron que es el Ministerio de Economía el que debe plantear 'los criterios' para llevarla a cabo. Ambos aseguraron que se trabajará 'lo más rápido posible' para que el mecanismo del supervisor único sea 'realmente efectivo'. Barroso detalló que la implementación se dará en 'el curso del año 2013', después de que el día 1 de enero de ese año se haya llegado a un acuerdo sobre este mecanismo. 'Será en menos de un año, pero en más de dos meses', declaró el presidente de la Comisión Europea.

En esta cumbre no se ha despejó la incógnita sobre los 40.000 millones de euros que Mariano Rajoy anunció que pedirá a la eurozona en noviembre. El presidente del Ejecutivo español esperaba, al inicio de la cumbre, que este préstamo no computara como deuda española, pero ahora con este cambio se desconoce si el déficit español aumentará en consecuencia y, con ello, la desconfianza de los mercados.

A la salida de la cumbre, Rajoy valoró de forma positiva el encuentro. 'El acuerdo supone avanzar en la unión bancaria', dijo. Pero eso no era lo que quería el presidente del Gobierno: reconoció que España todavía no tiene asegurado si se podrá beneficiar de la recapitalización directa de la banca. Rajoy retrasa la llegada de ésta hasta que 'se ponga en marcha la supervisión bancaria', un paso que tendrá que esperar hasta que 'lo apruebe el Eurogrupo', señaló.

El jefe del Ejecutivo español aseguró que 'de momento no hay nada de nada' sobre el rescate. 'Nadie me ha hablado ni preguntado sobre ello', añadió tajante.

Lo cierto es que Alemania se impone. Le ha bastado la mera sustitución de una palabra en el borrador del proyecto de conclusiones del Consejo Europeo. En el escrito se solicitaba a los legisladores 'completar' las negociaciones de la norma a finales de este año, mientras que ahora aparecerá la palabra 'acordar', por lo que el plazo se retrasa.

'No hay nada de nada' sobre el rescate, asegura RajoyPor lo que no será hasta finales de 2013, según aseguró Barroso, cuando este mecanismo se ponga en marcha. Además, fuentes europeas han asegurado que las acciones de este supervisor único europeo se aplicarán de forma 'gradual'.

En Twitter, el portavoz comunitario Olivier Bailly confirmó que los líderes de la UE 'confirman su compromiso de junio sobre la unión bancaria: acuerdo sobre el marco político a fines del 2012 y puesta en marcha gradual a lo largo de 2013'.

Fuentes del Gobierno español presentaron este cambio como un avance, aunque este contratiempo frustre los planes del Gobierno español para el sector financiero. Durante el transcurso de la reunión, fuentes del Ejecutivo de Mariano Rajoy señalaron que 'la recapitalización de los bancos' no es una 'cuestión urgente'.

España, Francia e Italia llegaron a la cumbre con la intención de presionar sobre la puesta en marcha de este supervisor único, sin embargo Alemania planteaba nuevos plazos. Y ganó Merkeñ

Rajoy dejó a un lado el debate sobre el rescate español. Fuentes del Gobierno aseguraron que esta cumbre 'no era el momento' para plantearlo. Por su parte, Merkel, a la entrada del encuentro de los Veintisiete, recordó al presidente español que es su Gobierno quien tiene que pedirlo.

Los jefes de los Veintisiete evaluaron también los 'progresos' realizados por Grecia y la Troika y esperan que el país heleno continúe con 'las reformas de políticas presupuestarias y estructurales'. Asegurarpn que esta línea es 'necesaria' para conseguir más competitividad en el sector privado y hacer 'más efectivo' el sector público.

Con estas recomendaciones, Bruselas asegura a Grecia 'conseguir un crecimiento renovado y asegurar su futuro en la zona euro'.