Público
Público

Alemany vuelve a ser dueño del Mallorca tras la marcha de los Martí Mingarro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El abogado Mateo Alemany ha recuperado hoy el control de la mayoría del capital social del Mallorca tras un acuerdo alcanzado con los que hasta hoy eran los propietarios de la familia, la familia Martí Mingarro.

Alemany ha confirmado en una rueda de prensa celebrada en el Ono Estadi que vuelve a convertirse en el máximo accionista del Mallorca tras recibir desde Madrid una copia notarial con la decisión adoptada por los Martí Mingarro.

"El contrato de compraventa con los Martí Mingarro (firmado el pasado mes de agosto) ha quedado resuelto de pleno de derecho y con consentimiento del anterior comprador", anunció Alemany, que había vendido por unos 4,5 millones de euros el 93 por ciento del capital social del club ocho meses después de haberlo adquirido al promotor Vicente Grande.

Alemany ha admitido que "nunca" hubiese imaginado que pocos meses después esté viviendo "una situación parecida (a la del pasado mes de agosto)" al convertirse en nuevo dueño del club, y calificó lo ocurrido de "sorpresa".

"En enero (de 2009) viví una situación similar. Como entonces, tengo las ideas claras y parecidos objetivos. Está claro que la decisión de vender a los que compraron (la familia Martí Mingarro) no fue acertada, y ahora se trata de mirar hacia adelante y recuperar la estabilidad institucional y financiera, especialmente", ha afirmado Alemany.

Ha añadido que "por suerte hemos rectificado", y ha expresado su deseo de que "estos tres meses desaparezcan de la cabeza de nuestros aficionados y nos dediquemos a recuperar el rumbo financiero de la entidad que ha llegado crear alarma social".

Ha destacado, asimismo, que la familia Martí Mingarro llegó a la isla con los mejores propósitos, pero "no han sido capaces de imprimir músculo financiero a la entidad, con lo cual habíamos perdido credibilidad y la situación se había vuelto incontrolable".

Dijo que él también se sentía responsable de todo lo ocurrido, aunque insistió en que había que mirar hacia el futuro: "Hay que estudiar la situación para ver donde estamos. No sé exactamente que pagarés se han devuelto y qué acreedores tenemos. Hay que recuperarse, gestionar bien y dejar el club en manos de alguien que disponga de financiación", dijo Alemany, quien ha insistido en que su objetivo es evitar un concurso de acreedores si no aparece un grupo sólido que desee adquirir el Mallorca.