Público
Público

Andalucía refuerza su apuesta pública con un plan para superdotados

«Perder un talento vale mucho dinero; recuperarlo es ahorrar», dice el consejero andaluz de Educación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lejos de los recortes emprendidos por el Gobierno madrileño y lejos también de la filosofía segregadora de su presidenta, Esperanza Aguirre, materializada en un Bachillerato de élite, la Junta de Andalucía aprobó ayer un plan, con una dotación de 4,3 millones de euros, para detectar, estimular y atender a los niños con altas capacidades intelectuales desde la integración y desde la escuela pública.

“Tenemos una escuela admirable en la inclusión de niños y niñas con discapacidad, que comparten aula con sus iguales. Debemos ser igualmente admirables en la atención a los que más capacidad tienen”, reivindicó el consejero andaluz de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, que no desaprovecha ni una comparecencia para defender la educación pública: “Perder un talento vale mucho dinero;  recuperarlo producirá una gran rentabilidad. Invertir en educación es ahorrar”.

El plan, que abarca desde 2011 a 2013, incluye a los alumnos superdotados (que representan un 2% del alumnado de Primaria y Secundaria) pero también a los denominados talentos singulares (actitud sobresaliente en alguna disciplina específica) y talentos múltiples. En total, según la Junta, se pueden beneficiar unos 90.000 estudiantes, es decir, el 10% del alumnado andaluz.

Los chicos en los que padres y profesores hayan apreciado indicios de altas capacidades serán sometidos a una evaluación a través del test de Screening, prueba estandarizada por la Organización Mundial de la Salud para identificar los perfiles de sobredotación. Antes de que finalice el primer trimestre del curso estará concluida la fase de detección –que se realizará en 1º de Primaria y 1º de Secundaria– a partir de la cual comenzará la evaluación psicopedagógica.

“Nuestro objetivo es no dejar a ninguno atrás y que lleguen todo lo lejos posible”, afirmó De la Chica. La clave, insistió, es la identificación temprana de rasgos sobresalientes y no “segregar” su educación, sino “flexibilizar” su itinerario escolar y personalizarlo. Un ejemplo: si el alumno presenta habilidades excepcionales en música y matemáticas, aprenderá estas materias, y no todas, con alumnos mayores. O si tiene alta capacidad para idiomas, se potenciarán lenguas extranjeras como el chino. “No hay nada peor que tener que dedicar tiempo a lo que uno ya sabe”, dijo el consejero.

Becas

El Plan también contempla la actualización de la normativa a efectos de becas, tanto en la interpretación del concepto de altas capacidades como en la identificación de las actividades que pudiesen ser objeto de recibir ayudas.Además, impulsa la realización de actividades extraescolares desde el centro educativo y desde las federaciones de padres y madres de estos alumnos.

El texto, de hecho, recoge en buena medida las propuestas de estas asociaciones, agrupadas en la Federación Andaluza de Altas Capacidades Intelectuales. “El plan es muy positivo. La detección precoz de capacidades es muy importante”, afirma Yolanda Escuder, presidenta de la Asociación de Altas Capacidades de Málaga, que destaca el “esfuerzo” hecho por la Administración y subraya la importancia del concepto “inclusivo” de educación que recoge el plan.