Público
Público

Ángel-Peres dice que lo que se ve hoy en algunos museos es una pena

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El artista canario Ángel-Péres, uno de los escultores más reconocidos en Francia y del que por primera vez se exhibe en España una retrospectiva, ha observado que "lo que se ve hoy en algunos museos es una pena" ya que exponen "dos latas de cerveza, las ponen un título y dicen que es arte contemporáneo".

"No hace falta pasar por las Bellas Artes para poner una rueda de bicicleta; esto cualquiera lo puede hacer", ha sostenido el artista, en una entrevista a EFE, con motivo de la primera retrospectiva que presenta en España en el Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León de Sabero (León).

"Yo soy contemporáneo y hago arte contemporáneo, pero no sé por qué lo llaman así; no sé supongo que es la moda", ha opinado el artista, nacido en 1929 en Palmas de Gran Canaria.

Ángel-Peres es uno de los escultores más prestigiosos de Francia, aunque su obra no es muy conocida en España, algo del que él mismo se atribuye parte de culpa, porque no ha hecho ningún esfuerzo por darse a conocer en su país.

Ahora, a sus 80 años, se muestra satisfecho por darse a conocer en su país y, concretamente, en el museo de Sabero, que es "una maravilla".

En este lugar, ubicado en la montaña de León, se muestran 82 de sus esculturas, la mayoría de figuras humanas, especialmente de mujeres, que van desde el medio metro, hasta los 2,10, así como 29 pinturas.

Le gusta la belleza de las mujeres que representa en sus obras.

"No trato de transmitir nada, sino que lo que quiero es que quien vea mis obras sienta el mismo placer que yo al hacerlo".

Sus esculturas aparecen en diversos materiales, hierro, bronce, cobre, madera, piedra, mármol, resina, yeso y tierra cocida.

Aunque su obra es reconocida sobretodo por sus esculturas, Ángel- Peres también cultiva la pintura, como lo muestra en las 29 que se exponen en el museo, realizadas a carboncillo, pastel y sanguina.

El más de centenar de piezas que integran la exposición las ha realizado durante su estancia en París, donde lleva viviendo 54 años, una ciudad por la que se sintió atraído al igual que les ocurre a muchos artistas.

Allí llegó con 26 años, "con dos esculturas debajo del brazo" y que ya el primer año logró exponer en la capital francesa.

Aunque ha confesado que los comienzos fueron duros, ha reconocido que, a base de trabajo, pronto logró hacerse un hueco en el mundo artístico de la ciudad.

Así, conoció a españoles como Salvador Dalí, con quien coincidió en varias ocasiones, aunque nunca fue amigo de él, ha puntualizado.

Entre los artistas que más admira, destacan el italiano Miguel Ángel (S.XV-XVI), de cuya obra "Noche", siendo un adolescente logró realizar una réplica en arcilla.

Esto no quiere decir que él se inspire de la antigüedad, sino que bebe de todas las épocas, siempre trata de aprender algo.

Ángel-Peres ha recibido múltiples galardones, como la Medalla de la Villa de París; el Trofeo de Oro del Festival de Pintura de Cannes; la Medalla de Oro del Salón de artistas franceses y la Medalla de Bronce de la II Bienal Europea de Escultura Paúl Ricard, entre otros.

Además, ha formado parte como jurado de otros muchos premios que se han otorgado en Francia, "aunque ahora ya cada vez menos".