Público
Público

"Los anti Bolonia fueron armados con piedras y no con palabras"

La consellera de Justicia, Montserrat Tura, considera que los manifestantes fueron preparados para hacer uso de la fuerza"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los universitarios contrarios a la aplicación del plan Bolonia fueron a la manifestación de la pasada semana, en la que se produjeron cargas policiales y heridos, armados con piedras en lugar de palabras 'dichas y escritas' en pancartas, según la consellera de Justicia, Montserrat Tura.

En un desayuno informativo del Fórum Europa Tribuna Cataluña celebrado este jueves en Barcelona, la consellera ha reconocido que la 'imagen de la policía autonómica actuando no gusta a nadie', pero ha considerado que la libre expresión del desacuerdo de los estudiantes 'se ha de realizar a través de la palabra dicha y escrita y no con piedras y bastones', como sucedió la pasada semana en Barcelona, a su juicio.

Ha valorado que los derechos a libre expresión y reunión, 'que tanto costó conquistar' tras la dictadura, 'son irrenunciables pero no ilimitados y están legislados' por una ley del año 1983, que especifica que los manifestantes han de notificar su intención de realizar protestas públicas, además de identificarse y garantizar que no se afectará a otras personas.

Estas condiciones no se cumplieron en la protesta anti Bolonia de la pasada semana, ha recordado la consellera, que ha hecho un llamamiento a la sociedad catalana para que se respeten los derechos a la libertad de expresión y reunión y también a la ley que regula estas libertades.

'Todos creemos -ha dicho- que la policía no ha de hacer un uso desmesurado de la fuerza, pero nunca hablamos de que los manifestantes fueron preparados para hacer uso de la fuerza', y esta actitud, en su opinión, 'ha de tener un rechazo social'.

Sin querer entrar a valorar posibles ceses de algún alto responsable en el Departamento de Interior a raíz de los hechos de la pasada semana, Montserrat Tura ha recordado que Interior tiene en marcha una investigación para determinar qué sucedió durante la protesta, en la que resultaron heridas varias decenas de personas, entre ellas diversos periodistas.