Publicado: 23.03.2014 18:53 |Actualizado: 23.03.2014 18:53

Los antidisturbios se manifiestan por la "mala gestión" del 22M y piden ceses en la cúpula

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varias decenas de agentes antidisturbios de las Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional se han reunido a las 15.00 horas en una asamblea improvisada en su sede central de Moratalaz (Madrid) motivados por el malestar contra sus responsables debido a la actuación durante la manifestación de este sábado 22 en Madrid . Debaten medidas de protesta y entre ellas se ha barajado llevar a cabo alguna acción simbólica con motivo del partido de fútbol entre el Real Madrid y el Barcelona de esta noche.

Según han informado testigos presenciales en esa asamblea, se trata de una iniciativa sin precedentes entre los antidisturbios. La asamblea contaba con unos 150  agentes de la UIP de Madrid así como compañeros desplazados desde otras comunidades para completar el extenso despliegue ante la convocatoria de la manifestación de ayer en Madrid y el partido clásico de esta noche en el Estadio Santiago Bernabeu.

La mayoría vestidos de paisano, aunque también hay algunos de uniforme, los agentes estaban concentrados junto a los vehículos policiales aparcados en la entrada del recinto policial de Moratalaz.

Las críticas van dirigidas en concreto contra el comisario Jefe de las UIP y de la UIP en Madrid

El origen del malestar, según estas mismas fuentes, es el modo de dirigir las unidades, en concreto contra el comisario Jefe de las UIP, José María Ruiz Igusquiza y el jefe de la UIP en Madrid, el inspector jefe Francisco Javier Virsea. Protestan por estar sujetos durante los operativos a "órdenes caóticas" y a que se cuestione sus intervenciones.

Un portavoz del Sindicato Unificado de Policías (SUP), Miguel Ángel Fernández, ha explicado que los incidentes que se sucedieron anoche en la plaza de Colón "pudieron haber costado la vida a algún agente y no sólo las heridas que sufrieron". Según ha manifestado, "unos quince miembros de la UIP se vieron rodeados por casi mil manifestantes" y "si no llega a ser por los servicios de información propios de la policía podrían haber muerto porque estaban rodeados".

Según Fernández, los antidisturbios "solicitaron ayuda" pero "los responsables de la comisaría general ciudadana no respondieron" a su petición.

Otro mensaje de los agentes en las redes sociales se quejaba directamente del responsable: "Al parecer Igusquiza está preguntando quién disparó primero sin permiso. Esto es lo único que le importa a los que mandan. ¡Que rueden cabezas ya!"

Y en ese malestar la gota que ha colmado el vaso fueron los incidentes de ayer en los que resultaron heridas más de cien personas y más de 60 eran policías. Además, de fondo, afloran otras reivindicaciones de esta Unidad como es el atasco en la negociación para establecer una jornada laboral reglada, algo que los agentes antidisturbios consideran de vital importancia.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, advirtió este domingo que su departamento va actuar con "toda firmeza" contra "actos vandálicos como los acaecidos este sábado en Madrid", informa Europa Press. Además, ha manifestado su solidaridad con los policías heridos y ha pedido una condena de estas actitudes a todos los partidos y sindicatos. "Vamos a actuar con toda firmeza contra este tipo de actos vandálicos que atentan contra personas y bienes públicos y privados, y que provocan lesiones a los policías. Me alegro profundamente de que los policías heridos se estén recuperando de esas lesiones", ha manifestado el ministro.

Fernández Díaz ha defendido el papel de la Policía que, según ha dicho, "está para proteger el libre y pacífico derecho de reunión y manifestación de los ciudadanos. También está para mantener la seguridad ciudadana". "Tras la manifestación de ayer, se produjeron brutales agresiones y violentas lesiones a decenas de policías que condeno enérgicamente", ha añadido.

Por ello ha pedido que esa condena la realicen también todas las fuerzas políticas y sindicales. "Estos hechos van contra una convivencia libre y pacífica y no lo queremos ni debemos permitir", ha reiterado.

Finalmente, el ministro ha trasladado su "solidaridad y apoyo absoluto con todos los policías y muy particularmente con los que sufrieron estas agresiones". "Los agentes de la Policía Nacional realizan un extraordinario trabajo para proteger los derechos de manifestación y el ejercicio de las libertades de todos", ha concluido.