Público
Público

Aparece un nuevo vídeo del bombardeo de Kunduz rodado por soldados alemanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un nuevo vídeo sobre el polémico bombardeo en la región afgana de Kunduz en el que murieron hasta 142 personas, muchas civiles, presenta imágenes desconocidas de la operación, esta vez rodadas desde tierra por una unidad del "Bundeswehr", el ejército germano.

Hecho público hoy en exclusiva por la edición digital del rotativo "Bild", el vídeo muestra dos vehículos pick-up supuestamente ocupados por insurgentes que se alejan del río Kunduz y la explosión de las bombas lanzadas por un bombardero estadounidense que destruye dos camiones cisterna robados por fuerzas talibán.

La edición digital del rotativo señala que el coronel alemán Georg Klein, que ordenó el ataque, dispuso no sólo de las imágenes que rodaba el piloto del caza sino también de las tomadas por una unidad de los "Kommando Spezialkräfte" (KSK - comando de fuerzas especiales).

Añade que estas últimas imágenes eran desconocidas hasta ahora para la opinión pública, al igual que el papel que pudo jugar en la operación la central del "Bundeswehr" en Potsdam, junto a Berlín, desde donde se dirigen directamente vía satélite las acciones de los KSK.

El diario asegura contar también con documentos que demuestran que la central del ejército en Potsdam dispuso inmediatamente y la misma noche del 4 de setiembre, cuando se produjo el ataque, de un informe detallado de la operación, calificado de secreto y con autorización para ser destruido.

El escándalo por la política informativa del ministerio de Defensa sobre el polémico y devastador bombardeo ha costado hasta ahora su puesto al anterior ministro de Defensa, el inspector general y jefe del Estado Mayor del ejército y un secretario de Estado.

El bombardeo es además desde este miércoles objeto de una investigación parlamentaria en la que se pretende esclarecer posibles responsabilidades y el alcance de la información de que disponían el actual ministro de Defensa, Karl Theodor zu Guttenberg, e incluso la canciller federal, Angela Merkel.