Público
Público

Una aplastante mayoría de afganos de Helmand y Kandahar desconoce los atentados del 11-S

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 92 por ciento de los afganos de las provincias de Helmand y Kandahar, donde es más intenso el conflicto, desconoce el ataque contra las torres gemelas y el Pentágono del 11-S, causa inmediata de la guerra, según una encuesta del instituto ICOS.

La encuesta, publicada con motivo de la reunión estos días en Lisboa de los principales líderes de la OTAN, señala además que el 43 por ciento de los entrevistados en esas provincias son incapaces de reseñar los aspectos positivos de un régimen democrático.

"Necesitamos explicar a los afganos por qué estamos aquí, y mostrarles y convencerles de que su futuro es mejor con nosotros que con los talibanes", afirmó en una nota de prensa la presidenta de ICOS, Norine MacDonald.

La organización (Consejo Internacional de Seguridad y Desarrollo) entrevistó en octubre a 1.500 hombres, un millar de ellos en Kandahar y Helmand y el resto en las provincias de Parwan y Panjshir, en el norte del país.

Los datos más significativos proceden de las zonas del sur: allí, el 40 por ciento de los entrevistados afirmó que las tropas extranjeras están en el país para destruir el islam, o para ocupar y destruir Afganistán.

Además, el 81 por ciento de los encuestados allí cree que la vuelta al poder de los talibanes significará la vuelta de Al Qaeda, y el 61 por ciento dice que las fuerzas afganas serán incapaces de proporcionarles seguridad cuando se marchen las tropas extranjeras.

Según el 56 por ciento de ellos, la Policía colabora en algún grado con los insurgentes, un porcentaje que baja al 39 por ciento cuando la cuestión se refiere al Ejército afgano.

"Está claro que el potencial de que las fuerzas de seguridad afganas cambien de alianzas una vez formadas por la OTAN es un asunto a considerar en los planes de transición", dijo el director de investigación de ICOS, Jorrit Kamminga.

Más de la mitad de los entrevistados (54%) en el sur dijo estar de acuerdo con la creación de un "Pastunistán", un Estado independiente que incorporaría a las áreas pastunes situadas a ambos lados de la Línea Durand, la actual frontera afgano-paquistaní.

El ataque contra las torres gemelas de Nueva York y el Pentágono en Washington en 2001 fue la causa que llevó a EEUU a iniciar la invasión de Afganistán, con vistas a derribar al régimen de los talibanes y capturar a los principales líderes de la organización responsable de la acción, Al Qaeda.