Publicado: 26.05.2014 17:13 |Actualizado: 26.05.2014 17:13

Un apoderado del PP de Ourense salió esposado de un colegio electoral por comentarios racistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un apoderado del PP de Ourense salió esposado del colegio electoral del barrio de As Camelias, después de que cerrase para el recuento electoral, y cuando la Policía Nacional ya había recibido más de una llamada para denunciar su actitud y sus comentarios racistas durante la jornada electoral, achacado a su estado de embriaguez.

El responsable de Anova en Ourense, Alfonso Diz, y varios vecinos del barrio y votantes han explicado que dos apoderados del PP del colegio electoral mantuvieron durante la tarde una actitud "agresiva", que se mantuvo a pesar de las peticiones de "tranquilidad" por parte de los demás integrantes de las dos mesas electorales que se instalaron en el local de la asociación vecinal Arranxar.

"Al cerrar el colegio electoral y ya durante el recuento, siguieron con la misma actitud y estuvieron poniendo pegas a todo el proceso, legalmente desarrollado, hasta que uno de ellos llamó sudaca a la presidenta de una de las mesas, que es de origen colombiano, además de incordiar y amenazar al apoderado de Anova", ha relatado Diz.

El apoderado de Anova D.C.G. salió a la calle para llamar a la Policía Nacional. Fuentes policiales le explicaron que ya habían recibido otras llamadas en el mismo sentido y que una unidad acudía al lugar. Así, llegaron a la sede electoral y al querer identificar al denunciado, éste se resistió por lo que lo esposaron para conducirlo a la comisaría.

Anova no presentó una denuncia por estos hechos, pero sí la presentó en Monforte de Lemos (Lugo), donde el colegio electoral de Santa Mariña do Monte permaneció cerrado media hora durante la mañana.

La portavoz de AGE en Ourense, Iolanda Díaz, ha explicado que, después de abrirse el colegio electoral a la hora estipulada, se produjo la desaparición de las papeletas de Alternativa Galega de Esquerda, que fue denunciada y obligó a cerrar la sede electoral durante media hora.

Tras la reposición de las papeletas, el colegio electoral reabrió sus puertas y terminó la jornada electoral media hora después del resto, para compensar. Agentes policiales, según ha señalado Díaz, investigan cómo pudo suceder la desaparición por tratarse de una irregularidad en proceso electoral.