Público
Público

Arabia Saudí suspende la ejecución de los siete hombres condenados a muerte

Familiares y amigos de los presos han manifestado que el hijo del Rey Abdullah, quien comanda la Guardia Nacional, ha solicitado un nuevo juicio tras la concentración para pedir clemencia al frente del palacio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Arabia Saudí ha concedido una suspensión de último momento de la ejecución de siete hombres que iba a producirse este martes por el cometimiento de un robo a mano armada cuando la mayoría de ellos eran menores de edad, según anuncian los familiares y amigos de los delincuentes condenados. Los siete presos fueron penados a muerte en 2009 por robar en una joyería en la  provincia de Asir en el 2006. Amnistía había denunciado irregularidades en el proceso judicial .

Además, un amigo de la familia de algunos de los presos, Mohammed Al Rabhan, ha manifestado a los medios que el hijo mayor del Rey Abdullah de Arabia Saudí, quien comanda la Guardia Nacional de Arabia Saudí, ha ordenado este martes que se aplace un mes la ejecución y la corte real ha solicitado un nuevo juicio. 'El príncipe Miteb ha prometido que ordenará una nueva investigación y un nuevo juicio, ha planteado conmutar la pena e incluso indultar a los presos', ha añadido Al-Rabhan por teléfono a Reuters después de que él y unos 200 parientes y amigos de los jóvenes se reunieran cerca de la corte del rey para pedir clemencia. Los amigos y familiares han manifestado que la noticia de la orden del príncipe se ha producido poco después de que el gobernador de la provincia de Asir hubiese ordenado un retraso de diez días para la ejecución, prevista para las 9 am (0600 GMT) de hoy martes.

'No estamos diciendo que ellos no son culpables. Estamos diciendo que estos crímenes no merecen la pena de muerte'

Se trata del último caso que ha puesto en entredicho el sistema legal saudí, basado en una interpretación literal de la ley islámica o sharia. El reino saudita ha recibido fuertes críticas en Occidente por su alto número de ejecuciones, las inconsistencias en la aplicación de la ley y el uso que hace de las decapitaciones públicas. El portavoz del Ministerio de Asuntos Interiores de Arabia Saudí no ha querido comentar este caso. El gobierno de Riad ha negado en repetidas ocasiones que el reino practique la tortura.

Amnistía había denunciado que los hombres habían sido 'severamente golpeados, se les había privado de comida y agua, sueño, se les había obligado a permanecer de pie durante 14 horas y luego se les obligó a firmar 'confesiones '. Rabhan ha declarado que los presos fueron obligados a confesar y ha reiterado que los condenados a muerte eran adolescentes, con edades comprendidas entre 15 y 18 años, en el momento del robo. 'La investigación se vio distorsionada en su proceso', insistió a Reuters por teléfono. 'No estamos diciendo que ellos no son culpables. Estamos diciendo que estos crímenes no merecen la pena de muerte'.

Los familiares y amigos han contado que 30 personas fueron juzgadas por una serie de delitos vinculados a estas joyerías. Siete de ellos fueron condenados a muerte, mientras que el resto recibió penas de prisión o fueron absueltos. Los siete condenados son de Asir, una de las zonas menos desarrolladas del reino que es el mayor exportador mundial de crudo.

La última vez que el reino ejecutó a tantas personas a la vez fue en octubre de 2011, cuando ocho hombres de Bangladesh fueron condenados a muerte por robo a mano armada en el que murió un guardia. Arabia Saudí ha ejecutado a 17 personas en lo que va año, según amnistía, 82 en 2011 y un número similar el año pasado. Crímenes capitales que son frecuentemente castigados con la pena de muerte son el asesinato, el robo a mano armada, el tráfico de drogas, la hechicería y la brujería.