Público
Público

Armstrong mira al Giro poco antes de ser operado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El siete veces ganador del Tour de Francia Lance Armstrong espera participar en el Giro de Italia de mayo, pese a que su lesión en la clavícula es más grave de lo que se creía inicialmente.

El ciclista de 37 años, que superó un cáncer, se rompió la clavícula derecha en la primera etapa de la Vuelta a Castilla y León el lunes y será operado en Austin, Estados Unidos, el miércoles.

"Obviamente el Giro está en la mente de todos cuando se piensa que estamos a cinco semanas de que empiece", dijo Armstrong en una teleconferencia el martes. "En mi opinión, creo que el Giro es aún muy factible", añadió.

"Aunque llegara al Giro no preparado del todo y lo corriera como preparación para otras pruebas, me encantaría hacerlo", añadió.

Armstrong indicó que las pruebas médicas que se le han realizado en Austin han revelado "múltiples fragmentos" de hueso roto en la clavícula.

"Las imágenes muestran que la clavícula está rota en bastantes más cachos de lo que se pensaba", añadió.

Los médicos han aconsejado al ciclista que descanse 72 horas tras la operación de hoy y que en tres o cuatro días tendrá la aprobación para montar en una bicicleta estática de competición.

"Si la operación va bien y la placa encaja y todo sale bien, no creo que complique nada el futuro", dijo Armstrong.

PRIMER GIRO

El veterano corredor estadounidense volvió a la competición este año tras haberse retirado y tenía previsto reaparecer en el Giro, que empieza el 9 de mayo en Venecia, antes de competir en el Tour de Francia de julio.

Sin embargo, experimentó el "mayor revés" de su carrera con la caída múltiple del lunes.

"Fue un 'shock' y aunque he competido desde hace mucho tiempo, nunca había sufrido algo así", dijo Armstrong. "Llegar donde he llegado sin haber tenido algo así antes es básicamente un milagro", apuntó.

"No es un buen momento, pero claramente pudo haber sido peor. Y lo veo desde otra perspectiva también por los reveses que mi vida y mi salud me ha dado en el pasado", dijo.

Armstrong aseguró que el alto nivel que había alcanzado le ayudaría en su recuperación.

"Creía que estaba llegando a un nivel con el que iba a poder competir por los primeros puestos de las carreras", añadió.

"Pero la buena noticia es que si te lesionas en buena forma, es mucho más fácil volver a una forma decente y no empezar desde abajo", concluyó.