Público
Público

Los dos arrestados en el "caso Mabhuh" trabajaban para un alto cargo de Al Fatah

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dos palestinos arrestados en Ammán en relación con el asesinato en Dubai de un líder de Hamás, Mahmud al Mabhuh, trabajaban para un alto cargo de Al Fatah, grupo enfrentado al movimiento islamista, revela hoy el diario israelí "Haaretz".

Se trata de Ahmad Hasnin, un agente de los servicios de inteligencia de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que vertebra Al Fatah, y de Anwar Shejaiber, ex empleado de la ANP en la ciudad cisjordana de Ramala.

Según el rotativo, ambos residían en la franja de Gaza hasta que Hamás se hizo con su control al expulsar en junio de 2007 a las fuerzas leales al presidente de la ANP y líder del movimiento rival Al Fatah, Mahmud Abás, apoyado por Israel y las potencias occidentales.

Después se mudaron a Dubai, donde fueron contratados por una empresa inmobiliaria propiedad de un alto cargo de Al Fatah, cuyo nombre no se desvela.

Los dos palestinos fueron detenidos en Jordania bajo las sospechas de haber participado de alguna forma en el asesinato de Al Mabhuh el pasado 19 de enero en un hotel de Dubai.

El crimen lo cometió un grupo de once personas, varias de ellos con pasaporte europeo, conforme a la Policía de Dubai.

Según el diario británico "The Guardian", un agente de seguridad de Hamás se encuentra arrestado en Siria por haber presuntamente ayudado a la banda a llevar a cabo la operación.

La información de "Haaretz" concuerda con las tesis de Hamás, que defendía desde hace días que los dos arrestados en Ammán -que ya han sido extraditados a los Emiratos Árabes Unidos- estaban vinculados a la ANP y pedía por ello su inclusión en la investigación en curso de la policía de Dubai.

El pasado martes, el portavoz de las fuerzas de seguridad de la ANP, Adnan al Dumairi, calificó de "infundadas" las acusaciones de Hamás y sugirió que el Mosad, los servicios secretos de Israel en el exterior, se habían infiltrado en la organización islamista.

Al Dumairi rechazó entonces desvelar los nombres de los dos arrestados porque, dijo, prefería dejarlo en manos de la Policía de Dubai y retó a Hamás a que lo hiciera.