Público
Público

La asamblea del FC Barcelona aprueba unas pérdidas de 79 millones en la pasada temporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La asamblea de compromisarios del FC Barcelona acaba de aprobar por una abrumadora mayoría de votos (964) aceptar unas pérdidas del ejercicio pasado que ascienden a 79 millones de euros, derivadas de la auditoría que ha presentado la empresa Deloitte.

Los socios compromisarios han respaldado la liquidación que ha presentado la actual junta, en contra de los números que en su día defendió el consejo saliente, presidido por Joan Laporta, en los que se apuntaba un beneficio de 11 millones de euros.

Después de esta votación, los socios debatirán si solicitan responsabilidades contra la anterior junta, después de una detallada exposición del directivo Eduard Coll i Poblet, miembro del área social y presidente de la comisión de disciplina del club.

En la votación de la liquidación del anterior ejercicio, 964 socios votaron a favor de aceptar las pérdidas, 47 han votado en contra y 98 lo hicieron en blanco.

Antes de la votación, el vicepresidente económico del club, Javier Faus, ofreció una detallada exposición acerca de las cuentas que se iban a votar, cuyo presupuesto se ha ajustado a 415 millones de euros, en lugar de 445 como señalaba la anterior junta, y con unas pérdidas de 486 millones.

Faus ha señalado que el Barcelona "no está en quiebra", a pesar de señalar que la deuda bruta de la entidad es de 530 millones de euros, y 430 neta, y ha subrayado que el balance económico de Laporta durante los siete años de mandato ha sido de menos 48 millones de euros

El vicepresidente económico del Barça aseguró que desconoce "si la anterior junta se llevó dinero", pero expuso como ejemplo algunos aspectos que han detectado en la gestión de Laporta, cuando apuntó que el club "contrató un jet privado que costó 150.000 para ir a Suramérica para una acción de la Fundación", al precisar que el dinero debería de haber ido orientada a la acción social, después de decir que este gasto, como otros, le parecía que no era ético.

También habló Faus de un gasto no justificado por la anterior justa de tres millones de euros, que dejó entrever como si fuesen invertidos para espiar a anteriores miembros de la junta.

"No sé si se han llevado dinero", insistió Faus, a la vez que dijo: "No me hace ninguna gracia aprobar unas cuestas con 79 millones de euros de perdidas. Pero esto lo dice el auditor. No quiero decir que si se piden responsabilidades lo tendremos ganas de pagar entre todos. No habrá ninguna derrama. Eso sí, el club será más pobre", señaló.

"Esta junta no va en contra de nadie. Sólo trabajamos para el Barça. Pero hay tres valores innegociables: transparencia, legalidad y prudencia", sentenció.