Público
Público

Asesinan a un sobrino de Micheletti y a un jefe militar en Honduras

La Policía maneja ambos casos "como un asunto de violencia común" aunque no descarta otras posibilidades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Enzo Micheletti, un sobrino del presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, y el coronel Concepción Jiménez, gerente de la Industria Militar, fueron asesinados en dos hechos separados, en el norte del país y en Tegucigalpa, ha informado la Policía Nacional.

El sobrino de Roberto Micheletti había desaparecido hace varios días y su cadáver apareció junto al de otro joven cerca de Choloma ayer, domingo, cuando fue reconocido por sus familiares, mientras que Jiménez fue atacado a tiros anoche frente a su casa en Tegucigalpa, asegura el portavoz de la Policía Nacional, Orlin Cerrato.

Afirmó que la Policía maneja ambos casos 'como un asunto de violencia común', aunque matizó que 'las investigaciones abarcan todos los aspectos necesarios'.

Los crímenes se han cometido mientras el país sigue inmerso en la crisis política causada por el golpe de Estado contra Manuel Zelaya, el 28 de junio pasado, cuando los militares derrocaron a éste y el Parlamento designó a Roberto Micheletti como presidente del país.

Cerrato añadió que, según la información preliminar de que dispone la Policía, Enzo Micheletti había desaparecido supuestamente desde el pasado viernes, lo que no había trascendido a la prensa, y al parecer fue muerto a tiros al igual que la otra persona.

Según medios locales, Enzo Micheletti, de unos 24 años, era hijo de Antonio, un hermano ya fallecido del presidente de facto hondureño, cuya familia es originaria de la ciudad de El Progreso, departamento de Yoro (norte).

Los sospechosos de este hecho son 'tres o cuatro personas jóvenes que iban en un taxi'

En tanto, el coronel Jiménez murió anoche en el Hospital Militar de Tegucigalpa, poco después de haber sido atacado a tiros cuando se disponía a salir de su automóvil frente a su casa, en una colonia del sector sur de la ciudad.

El portavoz policial indicó que los sospechosos de este hecho son 'tres o cuatro personas jóvenes que iban en un taxi'.