Público
Público

Asocian obesidad y sedentarismo con enfermedad intestinal común

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kerry Grens

Un equipo de Suecia halló quelas mujeres que no hacen ejercicio o que tiene sobrepeso sonalgo más propensas a ser hospitalizadas por un trastorno comúndel intestino grueso llamado enfermedad diverticular.

Así surge del mayor estudio realizado hasta ahora sobre larelación entre el estilo de vida, el peso y esa alteraciónintestinal, por la que se forman pequeñas bolsas en la pareddel colon.

"Desde los años 70, el único factor de riesgo de laenfermedad diverticular conocido era la falta de fibra en laalimentación, pero ahora sabemos que hay más", dijo el doctorFredrik Hjern, autor principal del estudio.

El equipo de Hjern, del Instituto Karolinska, en Estocolmo,reunió datos de casi 40.000 mujeres que habían participado enuna encuesta de salud realizada en 1997. A las participantes seles midió también el índice de masa corporal (IMC).

Hasta el 2009, el equipo controló las internaciones porenfermedad diverticular.

Aunque más de la mitad de las mayores de 60 años tienenalguna forma de enfermedad diverticular, no todas presentansíntomas, que van desde el malestar leve a sangrado o dolor.

En el estudio, 628 mujeres fueron internadas por laenfermedad y 98 de ellas tuvieron una perforación o una masa depus en el colon.

A diferencia de las mujeres con un IMC normal (entre 20 y25 puntos) las mujeres con sobrepeso (IMC de 25 a 30) eran un29 por ciento más propensas a ser hospitalizadas. Lasparticipantes obesas (IMC superior a 30) eran un 33 por cientomás propensas a ser internadas.

Y hacer ejercicio menos de 30 minutos por día estuvoasociado con un mayor riesgo de hospitalización que las másactivas.

Pero aun con esos factores de riesgo adicionales, lainternación por enfermedad diverticular sigue siendo rara. Porejemplo, ocurre en el 2,2 por ciento de las mujeres obesas.

Los autores estiman que cada año ingresan a los hospitales140 por cada 100.000 mujeres por una crisis de la enfermedad.Un aumento del 30 por ciento se traduciría en 182 por cada100.000, según escribe el equipo en American Journal ofGastroenterology.

En la mayoría de los casos, la enfermedad diverticular secontrola con un aumento del consumo de fibra. Cuando las crisisson muy graves, se puede optar por la cirugía para extirpar laporción intestinal dañada. También, según Hjern, los pacientescon sobrepeso deben adelgazar y hacer ejercicio para tratar deprevenir los síntomas.

FUENTE: The American Journal of Gastroenterology, online 18de octubre del 2011