Público
Público

Atacan una comisaría en la ciudad nigeriana de Kano días después de los atentados del viernes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios individuos armados atacaron una comisaría de la Policía nigeriana en la ciudad septentrional de Kano, donde el pasado viernes una serie de atentados dejó al menos 185 muertos, confirmó hoy a Efe el portavoz del Gobierno del estado homónimo, Baba Dantiye.

"La comisaría fue atacada ayer alrededor de las 18.30 (hora local, 17.30 hora GMT), pero no hemos tenido constancia de la existencia de víctimas", aseguró Dantiye, quien agregó, en conversación telefónica, que "se ha aumentado la seguridad en la zona".

El diario local Leadership informó hoy de que el tiroteo entre los agentes y los atacantes, sospechosos de pertenecer al grupo terrorista radical islámico Boko Haram, duró más de dos horas.

Según el rotativo nigeriano, los asaltantes dispararon de manera indiscriminada para mantener alejada a la gente mientras, supuestamente, trataban de recuperar varios vehículos cargados de explosivos que había abandonado en la calle.

La Policía consiguió hacerse con el control de los vehículos, pero por el momento se desconocen cifras de víctimas causadas por el intercambio de disparos.

Tampoco nadie se ha responsabilizado del ataque hasta la fecha.

El pasado viernes, los fundamentalistas islámicos de Boko Haram se responsabilizaron de los atentados en la ciudad de Kano, que causaron al menos 185 muertos, según las cifras de la Policía, mientras que la prensa local sitúa el número en 250.

Cincuenta de estos cuerpos, que nadie había reclamado, fueron enterrados ayer en un funeral masivo, informó hoy el periódico local Punch.

Con más de 150 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.