Publicado: 30.11.2014 19:23 |Actualizado: 30.11.2014 19:23

El atracador que mató a una policía en Vigo tenía cáncer terminal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Enrique Lago Fariñas, más conocido como el escayolas, el atracador que el pasado viernes asesinó a una agente de Policía en Vigo e hirió gravemente a un subinspector, padecía un cáncer de hígado terminal, según varios testimonios de su entorno.

Ayer, el  portavoz de la Unión Federal de Policía (UFP) Agustín Vigo, ya adelantó su opinión de que a la vista de la reacción de Lago Fariñas "fuera quien fuera" a atender esta urgencia "se lo iban a cepillar". Vigo aseguró que el atracador "no quiso negociar", ya que directamente, tras salir a la calle parapetado tras la subdirectora de la sucursal a la que tomó de rehén, "disparó a quemarropa" a los agentes con los que se encontró de frente

Agustín Vigo también aseguró que la policía apenas tuvo tiempo de decirle siquiera que se tranquilizara "y ya le estaba disparando. No tuvo tiempo a reaccionar", añadió.

El compañero de la agente fallecida,  el subinspector Vicente José Allo Barona, continúa luchando por su vida en la unidad de cuidados intensivos del Hospital General de Vigo.

Familiares, compañeros y amigos de la agente de la Policía Nacional Vanessa Lage Carreira despidieron hoy su féretro en un funeral guiado por el mensaje de que falleció porque el mal existe.

El silencio era sepulcral en la iglesia parroquial de San Breixo de Parga, ubicada en Guitiriz (Lugo), y el párroco inició su homilía con una mención al "sentir común", al hecho de que los ciudadanos se encuentren "llenos de dolor, tristeza e impotencia" dado que Vanessa se fue cuando intentaba cumplir con su trabajo y calmar a un hombre, el asaltante, un viejo conocido de la policía, Enrique Lago Fariñas, alias "el escayolista", quien también pereció y que a ella apenas la dejó hablar.

"Vanessa ha muerto solamente por hacer el bien", ha enfatizado el sacerdote, que ha recordado que en este mundo "existe el bien", pero también el mal, y el segundo está "tan presente" que a veces determinadas situaciones acaban, como en esta ocasión, "con la muerte".