Público
Público

El atrevimiento de Calixto Bieito conquista Europa

El dramaturgo recibirá el premio de la Fundación Pro Europa el 29 de agosto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Cuando me lo comunicaron tardé unos días en reaccionar, para mí es un premio muy importante, y además lo recogeré en una de mis ciudades favoritas, ¡Basilea!', comentó Calixto Bieito en la presentación de Don Carlos ayer en Barcelona. Bieito recibirá el Premio de Cultura Europeo el 29 de agosto en Basilea, un galardón que reconoce al dramaturgo una trayectoria dedicada a innovar y crear tendencia en el mundo cultural.

Sin separarse de su cuaderno rojo -en el que anota en inglés las ideas para su próximo proyecto- y sin demostrar demasiado su satisfacción, Bieito agradeció el premio que otorga la Fundación Pro Europa, presidida por el príncipe de Dinamarca, y que en ediciones anteriores ha premiado al director de orquesta Daniel Barenboim y a los arquitectos Norman Foster y Jean Nouvel entre otros.

El Don Carlos de Bieito es una puesta en escena de la ópera Don Carlos, Infant von Spanien de Friedrich von Schiller, que no es un drama histórico 'porque ni el escritor alemán lo quiso, aunque todo se repite, por eso no podíamos obviar recuerdos de la historia de España de los últimos treinta años', aclaró el director.

Evocaciones que según Bieito están representadas con guiños muy sutiles en forma de frases y coletillas que recuerdan a los discursos franquistas. Bieito definió la pieza de 'poema dramático' y enfatizó el concepto de que 'en esta historia lo importante no es el hilo narrativo sino como se expresan los personajes'.

El subtítulo de la producción -Cuitas y pesares de una familia católica española que sueña con unas realezas del pasado y unas miserias del presente- da muchas pistas sobre el tono de la obra que se estrena este viernes en España en el marco del Grec (el festival de verano de Barcelona ) y que llegará al Teatro Valle-Inclán de Madrid este otoño.

Con una fórmula que pivota entre la ópera y el teatro, la pieza narra la leyenda sobre la muerte del príncipe Carlos (Jordi Andújar) y sus supuestos amoríos con Isabel de Valois (Violeta Pérez), esposa del padre de Carlos, Felipe II (Carlos Hipólito). 'Fue el hombre más poderoso de la Tierra siendo un minusválido emocional', comentó el actor.

La escenografía tiene un toque surrealista, inspirada en El jardín de las delicias, cuadro que fascinaba a Felipe II, 'un hombre racional que fue capaz de gobernar un país con la Inquisición', apuntó el dramaturgo. Por eso, la escenografía recrea el jardín del monarca, del que en los últimos años de su vida consumía los productos que cultivaba en él.

En este Don Carlos que es la primera traducción en verso blanco que se hace de la obra de Schiller al español -a cargo de Adan Kovacsis-, la música sirve de 'cojín emocional' para lo que dicen los personajes. El resultado es un espectáculo 'muy musical, sin que lo operístico sobrepase a lo teatral', en palabras de Bieito.

La música de Ligeti, Verdi Purcell y Poulain se cruza en una obra llena de contrastes, un recurso muy utilizado por Calixto Bieito para transmitir dos temas que le persiguen en todas sus producciones: la libertad de pensamiento y la lucha contra la intolerancia.