Público
Público

Aumentan los enfermos de Sida sometidos a tratamiento pero también los contagios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Veinte años después de comenzar a conmemorarse el Día Mundial del Sida, que se celebra cada 1 de diciembre, los responsables de luchar contra la epidemia constatan que muchas más personas tiene acceso a tratamientos, pero sin embargo, no cesan de aumentar los contagios.

Según los datos de ONUSIDA, la agencia de Naciones Unidas especializada en el VIH-Sida, actualmente por cada dos personas que comienzan el tratamiento antirretroviral se contabilizan cinco nuevas infecciones.

"Eso quiere decir que en lugar de ser más corta, la cola de personas esperando para obtener un tratamiento antirretroviral es cada vez más larga", se lamentó el director ejecutivo de ONUSIDA, Peter Piot.

De hecho, en los últimos 20 años, el número de infectados se ha triplicado.

"Todo eso demuestra que no sólo debemos seguir ampliando la cobertura médica para los ya infectados, sino que debemos multiplicar las acciones de prevención", aseguró en rueda de prensa el director del departamento de evidencias de ONUSIDA, Paul De Lay.

Es por ello que esta organización ha decidido aprovechar el Día del Sida para lanzar una campaña que abogue por un sistema de prevención combinado basado en las necesidades de cada país.

"No hay una solución milagrosa y única para la prevención del VIH, pero podemos escoger juiciosamente entre las opciones de prevención conocidas y que están disponibles, para que puedan reforzarse y completarse mutuamente, y atenuen la oleada de nuevas infecciones, que borran los avances en materia de tratamiento", afirmó Piot.

"Hay que analizar la situación en cada país, y ver dónde hay que poner el énfasis, en qué áreas, en qué grupos hay que intensificar el uso del condón, en qué grupos la abstinencia regulada, acciones biomédicas como la circuncisión masculina, etc", explicó Michael Bartos, jefe de prevención de ONUSIDA.

"Lo que está claro que no funciona es una sola perspectiva. La abstención por si sola no funciona", respondió Bartos a una pregunta sobre la política del gobierno de George W. Bush de cortar fondos públicos a los programas que no promueven la abstinencia sexual.

Según las estimaciones de Naciones Unidas, 33 millones de personas viven actualmente con la enfermedad.

De éstas, 2,7 millones de personas se infectaron en el 2007.

La institución no cuenta con cifras nuevas, dado que, según explicó Karen Stanecki, consejera de ONUSIDA, los países no han podido obtener la información necesaria para hacer un recuento fiable sobre los datos del 2008.

Uno de los aspectos más positivos es que en los últimos cinco años, casi 4 millones de personas de países en desarrollo tuvieron acceso a tratamientos antirretrovirales.

Algo que, sin embargo, como señala el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, con ocasión del Día Mundial del Sida, no es suficiente.

"El Sida es aún una de las diez principales causas de muerte en el mundo, y es el principal asesino en África".