Público
Público

Los autónomos no se hacen cargo de la subida del IVA

Tienen que trasladar el incremento del IVA al precio final de sus productos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando entró en vigor la subida del IVA en dos puntos el pasado 1 de julio, los peores presagios cayeron sobre el sector de los trabajadores autónomos.

La impresión que existía era que a los trabajadores por cuenta propia no les quedaría más remedio que absorber el incremento de este impuesto para no ahuyentar a la clientela. Si ellos asumían el 2% de la subida de este tipo impositivo, los precios no se encarecerían y el consumo no se vería afectado.

El 74,8% de los emprendedores ha disminuido su negocio en 2010

Eso sí, la doble cara de esta moneda implicaba que el margen de los beneficios de los emprendedores bajaría automáticamente, al hacer frente a un pago con el que antes no contaban.

Casi tres meses después de la puesta en marcha de esta subida, el barómetro publicado esta semana por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) revela que estas previsiones no se han cumplido. Según el informe, el 56% de los autónomos se ha visto obligado a trasladar el incremento del IVA al precio final de su servicio o producto. El 21% contesta que no lo va a repercutir sobre los clientes sino que lo asumirán ellos mismos, y sólo uno de cada cinco asegura que, al menos hasta enero de 2011, no trasladará la subida a sus clientes.

Este barómetro revela, además, que el 74,8% de los trabajadores por cuenta propia han visto cómo disminuía su negocio a lo largo del año. Una cifra elevada pero que refleja una cierta mejora en cuanto al primer trimestre del año, cuando se vieron afectados por la crisis un 86,5% de emprendedores.

La caída de las ventas y la morosidad, los mayores problemas

En un contexto como este, más de un 80% de los autónomos no ha podido contratar a nadie desde principios de año, y un 90% no espera poder hacerlo en lo que queda de 2010.

Las expectativas de futuro tampoco indican una mejora en este sector. El 70% de los emprendedores no espera que la facturación de su negocio mejore de aquí a final de año, y un 40% opina que en 2011 tampoco habrá ninguna mejora.

Los motivos que baraja este informe para explicar esta situación son, entre otros, la caída de las ventas y la pérdida de actividad (un 50,6% de los casos), la falta de acceso al crédito (27,2%) y la morosidad de la clientela pública y privada (18,9%).

ATA afirma que, en el 30% de los casos, los autónomos tardan más de un año en cobrar sus deudas, y un total del 60% se ha visto afectado por situaciones de morosidad.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) apuntó, en el momento de la entrada en vigor de la subida del IVA, la necesidad de 'facilitar los aplazamientos que tienen los autónomos para pagar y optar por plazos más largos. También es importante conseguir que estos trabajadores sólo ingresen las cuotas una vez hayan cobrado de sus clientes, debido al gran volumen de morosidad que hay en esta época de crisis'.