Público
Público

Las autoridades económicas de Italia se reúnen para analizar la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Comité para la Estabilidad Financiera de Italia se reúne hoy en Roma para analizar la difícil situación que atraviesan los mercados, después de que la prima de riesgo italiana marcara un nuevo récord al llegar a los 384 puntos básicos.

En la reunión tomarán parte el ministro de Economía, Giulio Tremonti, y los otros miembros de dicho comité, formado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Italia (CONSOB), el Banco de Italia y el Isvap, el Instituto para la Vigilancia sobre las Aseguraciones Privadas y el Interés Colectivo, informaron los medios de comunicación locales.

El encuentro se celebra el mismo día en el que la prima de riesgo italiana superó los 380 puntos básicos, con lo que rebasó el anterior récord registrado ayer por el diferencial italiano, cuando se situó en 352 puntos, y después de que la Bolsa de Milán viviera un nuevo "lunes negro" de pánico bursátil.

Y es que Piazza Affari, nombre que recibe el parqué milanés, cerró ayer a la baja y su índice de referencia FTSE MIB retrocedió un 3,87 por ciento, perdiendo la cota de los 18.000 puntos, con lo que volvió a los niveles de mayo de 2009.

Una situación de incertidumbre que prosiguió hoy en la apertura de la plaza italiana, donde el FTSE MIB perdía un 0,33 por ciento tras los primeros minutos de cotización.

Por otra parte, el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, recibió hoy al actual gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi, que sustituirá a Jean-Claude Trichet al frente del Banco Central Europeo (BCE) a partir del próximo noviembre.

En el encuentro, celebrado en la sede de la jefatura del Estado en la capital italiana, se abordó, según las fuentes, la situación económica mundial y el delicado momento que atraviesa el país transalpino.

Las reuniones de hoy preceden a la comparecencia que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, hará mañana ante la Cámara de los Diputados y el Senado para informar sobre la situación económica del país, como había solicitado la oposición, tras varios días de silencio del mandatario.

Esta intervención ha sido interpretada desde algunos sectores como un intento de tranquilizar a los mercados.

Además, el jueves está previsto un encuentro del jefe del Gobierno con los sindicatos y representantes de la patronal italiana Confindustria, para abordar posibles medidas que conjuguen el rigor de las cuentas públicas con medidas para relanzar la economía.