Publicado: 31.12.2014 18:35 |Actualizado: 31.12.2014 18:37

El avión de AirAsia intentó amerizar antes de hundirse en el mar

Uno de los cadáveres recuperados llevaba puesto el chaleco salvavidas, lo que indica que los pasajeros se prepararon para intentar sobrevivir al siniestro. El aparato ha sido localizado entre 30 y 50 metros bajo el agua, en la misma zona donde se han hallado restos del fuselaje y los primeros cadáveres. El mal tiempo dificulta las tareas de rescate.

Publicidad
Media: 3.22
Votos: 9
Comentarios:
Fotografía facilitada por la Armada de Malasia que muestra a miembros del buque de la Armada Malasia "Lekir" recuperando una pieza del Airbus 320-200 de AirAsia siniestrado el domingo en el mar de Java con 162 personas a bordo, frente a la costa de Pangka

Fotografía facilitada por la Armada de Malasia que muestra a miembros del buque de la Armada Malasia "Lekir" recuperando una pieza del Airbus 320-200 de AirAsia siniestrado el domingo en el mar de Java con 162 personas a bordo, frente a la costa de Pangkalan Bun, en Borneo, Indonesia, hoy, miércoles 31 de diciembre de 2014. /EFE

YAKARTA.- El piloto del avión de AirAsia siniestrado el pasado domingo en el Mar de Java intentó un amerizaje de emergencia antes de que el aparato se hundiera en el fondo del mar. Además, es muy posible que los pasajeros y la tripulación fueran conscientes de que iban a estrellarse en el mar y se prepararan para intentar sobrevivir al siniestro. Así lo indica el hecho de que uno de los siete cadáveres localizados hasta ahora llevara puesto el chaleco salvavidas.

"Esta mañana, hemos recuperado cuatro cuerpos y uno de ellos llevaba un chaleco salvavidas”, explicó este miércoles Tatang Zaenudin, uno de los responsables de la Agencia Nacional de Salvamento y Rescate de Indonesia.

Los expertos creen la aeronave posiblemente se rompió al golpear el agua. Cuerpos totalmente vestidos también podrían indicar que el avión se encontraba intacto al momento de tocar el agua y respaldan la teoría de que el Airbus A320-200 sufrió una pérdida de sustentación aerodinámica y cayó al mar.

Además, la Agencia Nacional de Salvamento y Rescate de Indonesia informó este miércoles de que ha encontrado bajo el mar el avión de AirAsia siniestrado el pasado domingo. Gracias a una imagen del sónar, los equipos de rescate ha detectado "un gran objeto oscuro" que los investigadores del accidente creen que corresponde a la estructura del aparato accidentado el pasado domingo en el mar de Java, al suroeste de la isla de Borneo, con 162 personas a bordo.

"Se encuentra a entre 30 y 50 metros bajo el agua", señaló este miércoles el portavoz de la agencia de salvamento en la ciudad indonesia de Surabaya, Mochamad Hernanto. "Estamos rezando para que se trate del avión y, de esta forma, podamos llevar a cabo una rápida evacuación", apostilló el portavoz.

El objeto de grandes dimensiones detectado por el sónar se encuentra en la misma zona donde se han encontrado otros restos del avión y cuerpos flotantes. Hasta el momento, los equipos de rescate de Indonesia han recuperado varios trozos de fuselaje, maletas y varios cuerpos flotando en aguas poco profundas. Este miércoles fueron hallados tres cadáveres, incluida una azafata que aún vestía su uniforme de AirAsia, lo que elevó a siete el total de cuerpos recuperados hasta el momento, dijo el jefe de la agencia de búsqueda y rescate, Fransiskus Bambang Soelistyo.

Expertos de aviación creen que, si el clima lo permite, dado que impera el mal tiempo en la zona, el fuselaje podría ser hallado fácilmente por los buzos.
Las autoridades de Surabaya están coordinando los preparativos para recibir e identificar los cuerpos. En este punto, destaca la disponibilidad de unas 130 ambulancias para transportar a las víctimas a un hospital de la Policía y para tomar muestras del ADN de los familiares.

La mayoría de las personas a bordo de la aeronave de AirAsia eran indonesios y no se han encontrado supervivientes. Las autoridades han añadido que las olas de dos a tres metros de altura y los fuertes vientos están dificultando las tareas de búsqueda de los restos, así como la actuación de los buzos en la zona del accidente.