Público
Público

El aviso de Air France reactiva el temor en el comercio mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las acciones de la mayor aerolínea de Europa se hundieron el viernes después de que Air France-KLM desechara cualquier esperanza de obtener ganancias en el año y advirtiera de "dificultades sin precedentes", en momentos en que la crisis mundial estrangula al comercio.

El grupo dijo tarde el jueves que proyecta una pérdida de 200 millones de euros en su año financiero al 31 de marzo, comparado con una ganancia de más de 100 millones de euros prevista por el mercado, lo que hundió sus acciones el viernes un 7,78 por ciento.

Air France-KLM predijo más pérdidas operacionales en el año fiscal 2009/10.

La advertencia, realizada poco después de que la asociación mundial de aerolíneas IATA informara de débiles cifras de la industria, se sumó a las evidencias de que los problemas económicos no han retrocedido en marzo.

Las noticias negativas llegan cuando los líderes del G-20 están preparando medidas para descongelar el comercio mundial en su reunión de la próxima semana en Londres.

También contrasta con las previsiones de ganancias de la misma aerolínea de hace apenas seis semanas, lo que demuestra lo difícil que es para las empresas realizar previsiones, ya que se ha reducido fuertemente la visibilidad sobre el futuro de las reservas para viajes.

Pese a que la mayoría de las aerolíneas han sido afectadas, Air France-KLM recibe un golpe peor ya que su tráfico depende tanto del comercio y la industria como del turismo, el punto fuerte de los rivales de bajo coste.

"La crisis es mundial y está más expuesta a caídas en el tráfico de cargas y premium (clases ejecutiva y primera)", explicó el analista de aviación Stephen Furlong de la correduría Davy, en Dublín.

IATA dijo el jueves que el tráfico de pasajeros cayó un 10 por ciento en febrero y que la carga aérea internacional se hundió un 22,1 por ciento, con lo que reiteró el mal desempeño de los dos meses anteriores.

VENTAJAS DE BAJO COSTO

Las acciones de Air France-KLM cerró con un descenso de un 7,8 por ciento en un mínimo de tres semanas de 6,58 euros, en medio de una caída del mercado de un uno por ciento. En Estados Unidos, las principales aerolíneas perdían 1.000 millones de valor bursátil.

Las de la rival British Airways, que pese a su alta exposición al desplome de viajes transatlánticos de negocios es vista como menos vulnerable que la red mundial de Air France-KLM a la volatilidad de la carga, retrocedieron sólo un 0,4 por ciento.

Los títulos de las principales aerolíneas europeas de bajo coste, Ryanair y EasyJet, lograron alzas de cerca del uno por ciento.

Las tradicionales aerolíneas, que poseen costos fijos más altos, son más proclives a que su rentabilidad estructural se vea afectada cuando caen los ingresos, un efecto financiero que produce riesgo y que es conocido como apalancamiento operacional.

"Las aerolíneas de bajo costo demostrarán ser más defensivas, porque no están expuestas a viajes premium o de transporte de carga", apuntó Geoff Van Klaveren, analista de aerolíneas de Exane BNP Paribas, en Londres.