Publicado: 11.03.2014 15:37 |Actualizado: 11.03.2014 15:37

Aznar y Zapatero, sin invitación en el homenaje a las víctimas del 11M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los expresidentes José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero no fueron invitados a la misa solemne de homenaje a las víctimas del 11M celebrada esta mañana en la Catedral de la Almudena y que contó con la asistencia de 900 personas. Ni Presidencia del Gobierno ni Casa Real se han encargado de la organización del evento, más que en aquello a lo que atañe a la seguridad de los representantes de ambas instituciones, el presidente Mariano Rajoy y su esposa, Elvira Fernández; la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, y la Familia Real (los reyes Juan Carlos y Sofía, la princesa Letizia y la infanta Elena)

Fue la Fundación Víctimas del Terrorismo la que se encargó de hacer llegar el aviso, fecha y lugar para la celebración de la misa oficiada por el arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela. Este anuncio, sin embargo, no se trasladó a los expresidentes Aznar y Zapatero -tampoco a Felipe González-, informa EFE, porque, según la Fundación que preside Mari Mar Blanco, de lo que se trataba era de que estuviesen, primero, todas las víctimas, y segundo, los responsables de las actuales instituciones y máximos responsables políticos, como la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

La asistencia de los expresidentes habría tenido una profunda carga simbólica en el esfuerzo conciliador pretendidoCon todo, y puesto que durante días, tanto desde las asociaciones de víctimas como desde el Gobierno de Rajoy se ha subrayado el esfuerzo conciliador de este acto para intentar sellar las fracturas que se mantienen diez años después del atentado de Madrid en 2004 (192 muertos y 1.850 heridos), entre los asistentes y quienes siguieron la misa en directo causó una profunda sorpresa que ni Aznar ni Zapatero estuvieran en la catedral. Al fin y al cabo, serían sólo tres invitaciones más -contando a González, ya que Adolfo Suárez hace tiempo que no acude a ningún acto- que sí tendrían una profunda carga simbólica.

Ni el expresidente socialista entre 2004 y 2011 ni su antecesor del PP entre 1996 y 2004 recibieron invitación alguna, según han confirmado sus colaboradores. El primero, además, ha hecho saber que le habría gustado acudir al homenaje, mientras que Aznar, de viaje en Guatemala, mantiene en silencio su opinión por no haber sido invitado a la misa, a la que sí acudió su mujer, Ana Botella, en calidad de alcaldesa de Madrid.