Público
Público

Ban Ki-moon pide más esfuerzos para reducir la pobreza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió el jueves una acción más decidida para reducir la pobreza mundial mientras las turbulencias financieras y los altos precios de los alimentos amenazan con empeorar la situación de los más pobres.

En un discurso ante dirigentes mundiales con motivo de un encuentro sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio acordados con la ONU, Ban pidió a los países que sean más valientes y generosos en sus esfuerzos para acabar con la pobreza extrema y el hambre.

Ocho años después de que los países miembros de las Naciones Unidas aceptaran cumplir el objetivo de reducir la pobreza a la mitad en 2015, la reunión está valorando cuánto han avanzado y qué pasos son necesarios para acelerar el progreso.

"La actual crisis financiera amenaza el bienestar de miles de millones de personas, y especialmente a los más pobres de entre los pobres", aseguró Ban. "Esto agrava los problemas causados por los precios mucho más altos de los alimentos y el combustible".

El secretario general de la ONU indicó que los progresos obtenidos en la batalla para disminuir drásticamente las muertes por malaria, el mayor asesino de África, demuestran que se pueden hacer avances cuando hay suficiente financiación y voluntad política.

"Estamos cerca de contener esta plaga", declaró, y añadió que los últimos datos muestran que el mundo está en el buen camino para reducir notablemente para 2015 las muertes causadas por la enfermedad que transmite un mosquito mediante la prevención y el tratamiento.

"Lo que estamos haciendo con la malaria deberíamos hacerlo con la educación, la salud maternal, el clima y la agricultura", agregó.

Además advirtió que mientras que algunos países sí cumplirán los objetivos sobre el hambre, la educación, la sanidad y la igualdad, África está muy por detrás y ningún país del continente está en camino de cumplirlos.

Los dirigentes del África subsahariana han pedido a los países más ricos que cumplan sus promesas de duplicar la ayuda al continente en 2010.