Publicado: 26.02.2014 10:52 |Actualizado: 26.02.2014 10:52

El Banco de España apunta que los salarios bajan más de lo que reflejan las estadísticas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Banco de España asegura en su último boletín económico que el proceso de moderación salarial que se inició en 2010 "podría ser algo más intenso" de lo que indican las estadísticas agregadas sobre costes laborales.

En un artículo en el que analiza el impacto de los cambios sufridos por el empleo sobre la evolución salarial, la institución que dirige Luis María Linde señala que los salarios crecieron en términos reales durante la fase inicial de la crisis, en parte por las variaciones registradas en la composición del empleo. Sólo a partir de 2010, precisa el Banco de España, los salarios comenzaron a mostrar un comportamiento "más acorde" con la debilidad del mercado laboral.

Así, apunta que la crisis ha provocado un mayor peso relativo de los trabajadores con mayor formación y experiencia, quienes en promedio perciben salarios más elevados. A partir de 2008, coincidiendo con el inicio del proceso de destrucción de empleo, el efecto de la composición del empleo sobre los salarios empezó a aumentar "de manera significativa", según el Banco de España. El Banco de España señala que los cambios en la composición del empleo registrados desde 2008 han sido "muy intensos" y, en general, "han estado sesgados hacia una pérdida importante del peso relativo de aquellos grupos con menores niveles salariales".

De esta forma, los trabajadores más jóvenes redujeron su participación en el empleo total en casi nueve puntos entre 2008 y 2012, y los extranjeros la recortaron dos puntos. Los trabajadores con menor nivel educativo disminuyeron su peso desde el 14,8% de 2008 al 10,2% en 2012, en tanto que la participación de los trabajadores con menor antigüedad en la empresa se redujo "con intensidad", como consecuencia del mayor impacto de la crisis sobre el empleo temporal. Así, los trabajadores con más de tres años de experiencia pasaron de representar el 61,7% del empleo en 2008 a un 73% en 2012.

De otro lado, en otro informe sobre la evolución reciente de la economía española, el Banco de España afirma que la escasa información relativa al primer trimestre de 2014 apunta, en líneas generales, al mantenimiento del tono "moderadamente positivo" de la actividad económica, si bien indica que en relación con el consumo privado los indicadores disponibles arrojan señales "contrapuestas". Así, apunta un registro más favorable de los indicadores cualitativos del consumo privado y un cierto empeoramiento de los cuantitativos. Entre los primeros, destaca la mejora de los índices de confianza de los hogares y los comerciantes minoristas elaborados por la Comisión Europea referidos a enero, pero entre los segundos, las matriculaciones de vehículos particulares registraron una caída intermensual del 2,4%.

La autoridad financiera destaca que los datos disponibles acerca de la evolución de la inversión en bienes de equipo apuntan hacia una continuación de la "paulatina" recuperación observada en la segunda mitad de 2013, mientras que el sector de la construcción está atenuando su "tónica contractiva" al inicio de 2014.

En cuanto al sector exterior, afirma que el dinamismo que habían mostrado las exportaciones turísticas en los trimestres centrales de 2013 se consolidó en el tramo final del año y al inicio de 2014, según los indicadores disponibles. Esta evolución, añade el Banco de España, reflejó la recuperación económica de los mercados emisores tradicionales, así como del mantenimiento de una cierta inestabilidad en algunos destinos competidores del arco mediterráneo.

La institución gobernada por Luis María Linde resalta también que en enero prosiguió la "pauta de progresiva mejoría" del mercado de trabajo observada en el último trimestre de 2013. En concreto, se estima un crecimiento intermensual del 0,1% de los afiliados a la Seguridad Social, una vez descontados los factores estacionales.