Público
Público

El Banco de España cree que la caída de la actividad y el empleo se moderan

La entidad advierte de que otros componentes, como consumo privado o confianza, no terminan de despegar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La caída de la actividad y del empleo se están moderando según el Banco de España, que no obstante advierte de que se ha 'interrumpido' la mejora del consumo, mientras la confianza no termina de despegar.

En su último boletín económico, el organismo supervisor hace un repaso de los últimos datos macroeconómicos y señala que los indicadores más recientes muestran una 'ralentización' en el ritmo de caída de la actividad en los meses de verano.

Una moderación que también se aprecia en el empleo, con una 'evolución menos negativa' a la vista del menor descenso de la afiliación.

Sin embargo, el Banco de España advierte de que hay otros componentes de la economía que no terminan de despegar, como el consumo privado o la confianza, tanto de los ciudadanos como de sectores como el comercio.

El gasto de los hogares 'interrumpe' la mejoría

Así, señala que los indicadores que miden el gasto de los hogares han 'interrumpido' la mejoría de los meses precedentes, mientras que la confianza de los consumidores se mantuvo estable en agosto, a pesar de haber avanzado en los cinco meses anteriores, y la de los comerciantes minoristas empeoró ligeramente.

Más optimista se muestra con la inversión, especialmente la destinada a bienes de equipo, que muestra una evolución 'algo más favorable' aunque dentro de un tono general 'deprimido'.

También se modera la contracción de la inversión en construcción, sector en el que la caída del empleo está siendo asimismo menos acusada que antes.

Además, el Banco de España valora que la confianza de los empresarios de la construcción 'ha tendido a recuperarse' recientemnte, como demuestra la mejora que la encuesta de la Comisión Europea ha registrado entre abril y agosto.

Esta mejora podría explicarse, dice el boletín, por la revitaliación de la obra civil que ha traído el Fondo de Inversión Local, y que estaría compensando el deterioro de la inversión residencial.

Del lado de la demanda externa, el Banco de España valora que se esté atenuando el retroceso del comercio exterior, y así destaca los descensos menos pronunciados de las exportaciones, que se convierten incluso en mejoras en el caso de las ventas de bienes de equipo.

Los datos de la balanza de pagos muestran un saldo negativo

Mientras, el retroceso de las importaciones en julio siguió siendo más elevado que el de las exportaciones, aunque también ralentizaron su caída.

El menor déficit comercial ha permitido que los datos de la balanza de pagos muestren un saldo negativo por cuenta corriente menos pronunciado y que la necesidad de financiación sea un 42% menor a la observada en el primer semestre de 2008.

El Banco de España valora que los descensos de la producción industrial se hayan también atenuado, y que el empleo en este sector muestre una evolución menos negativa como muestran los datos de afiliación y paro.

Los servicios, por su parte, también ven ralentizada su caída, tanto en la actividad como en el empleo.

El boletín destaca por otra parte que el coste laboral por trabajador también se ha desacelerado, aunque lo atribuye a la moderación de los costes no salariales.

Apunta asimismo que las tarifas salariales han aumentado hasta agosto un 2,7%, un punto menos que en el mismo periodo de 2008, lo que estaría reflejando, 'aunque muy débilmente', el intenso descenso de la inflación y el fuerte deterioro del mercado de trabajo.