Público
Público

Barberá cree que Alborch ha metido al Gobierno en un lío al paralizar la rehabilitación de el Cabanyal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, acusa a la portavoz municipal socialista, Carmen Alborch, de meter al Gobierno en el "lío" de la paralización del plan para rehabilitar el Cabanyal "por su glamour cultural, su irresponsabilidad y su falta de respeto" a las competencias administrativas.

En "Los Desayunos de la Agencia EFE" en el hotel Las Arenas de Valencia, Barberá ha confesado también, a pocos meses de cumplir 20 años al frente del consistorio, que es "muy consciente de que hay gente magnífica en el banquillo" con "una experiencia brutal" que podría sucederla como alcaldesa.

Sobre el presente y el futuro del barrio del Cabanyal, proclama que el Consistorio y la Generalitat van "en serio" en su intención de presentar una querella contra la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, por prevaricación a raíz de la decisión de paralizar la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez.

Barberá desconoce la fecha concreta en que la querella anunciada el mes pasado será interpuesta, ya que todavía se está "hablando con el despacho jurídico que la va a llevar" y el objetivo es que éste "conozca bien el funcionamiento del Tribunal Supremo".

No obstante, opina que "Alborch tiene que saber que por su glamour cultural, su irresponsabilidad y falta de respeto a las competencias de la Administración ha metido al Gobierno en un lío del que quiere salir como sea".

El equipo de gobierno de Barberá "nunca renunciará", dice, a ejecutar el Plan Especial de Reforma y Protección Interior (PEPRI) del Cabanyal, "no porque sea un empecinamiento de nada, sino porque legalmente es correcto y, sobre todo, porque los vecinos lo quieren".

El gobierno local del PP se marca "dos plazos" para llevar a cabo el Plan del Cabanyal "tal y como está aprobado", uno judicial y otro político, y a los que la alcaldesa prefiere no marcarles tiempos "pero sí criterio".

En primer lugar, Barberá mantiene la esperanza de que la Audiencia Nacional estime el recurso contencioso-administrativo presentado contra la orden ministerial que paraliza el PEPRI.

A nivel político, "la llegada del PP al Gobierno de España" y la la retirada tanto del recurso de inconstitucionalidad contra el decreto autonómico que permitía la ejecución de las obras como de la orden del Ministerio de Cultura que las paraliza permitirán que el PEPRI sea una realidad, asegura.

El proyecto, donde todas las edificaciones previstas serán VPP de hasta cinco alturas, sería "viable" incluso en una coyuntura de crisis como la actual porque "no depende del beneficio que puedan obtener los inversores" ni hay en él "la menor especulación", aclara.

Preguntada sobre si estaría dispuesta a consensuar una solución para el Cabanyal con el candidato del PSPV a la Alcaldía, Joan Calabuig, se limita a afirmar que el socialista "tiene un desconocimiento de Valencia monumental".

La alcaldesa se muestra orgullosa de haber puesto en marcha dos proyectos como el Parque Central y el programa de actuación integrada (PAI) del Grao, que en conjunto sumarán 430.000 hectáreas de jardín a la ciudad.

"Dos golpes de verde en una ciudad espectacular: esto es un proyecto de futuro muy ilusionante para los valencianos y para liderar la calidad de vida de las ciudades", subraya.

Barberá aspira a "ver empezadas" todas estas actuaciones desde la Alcaldía de la ciudad, un cargo del que cumplirá dos décadas el próximo julio si bien duda de que pueda verlos terminados como alcaldesa porque "son muy largos" de ejecutar.

"Se me ha pasado el tiempo y no me doy ni cuenta, 20 años no son nada", dice la alcaldesa; respecto a su sucesión al frente del consistorio valenciano, afirma que es "muy consciente de que hay gente magnífica en el banquillo que tiene experiencia brutal. Los que más experiencia tienen están conmigo, y estarán", pronostica.