Público
Público

El Barça siempre ha ganado en su debut cuando ha empezado en el Camp Nou

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Barcelona, 18 sep (EFE).- El Barcelona tendrá mañana una nueva oportunidad para ampliar su estadística de victorias en casa en su estreno en la Liga de Campeones, ya que hasta la fecha el equipo azulgrana siempre ha ganado en las ocho ocasiones que ha jugado el primer partido de la máxima competición europea en el Camp Nou.

La primera vez que el Barça debutó en casa en la Copa de Europa fue el 28 de septiembre de 1960, en un partido en el que los azulgrana vencieron por un fácil 2-0 al Lierse belga.

No fue hasta 31 años después cuando los barcelonistas volvieron a hacer su debut en la máxima competición europea en casa. Fue el 18 de septiembre de 1991 ante el Hansa Rostock, el último campeón de la extinta RDA.

El partido es recordado por ser el primero en el que el equipo catalán alineó, de salida, a cuatro extranjeros a la vez (Stoichkov, Koeman, Laudrup y Witschge). Dos goles de Laudrup y otro de Goikoetxea dejaron sentenciada la eliminatoria, en el que sería el primer obstáculo del camino hasta Wembley.

La tercera vez que el Barcelona debutó en casa fue el 16 de septiembre de 1992, en el regreso del campeón de Europa a la competición continental. El rival, el Viking Stavanger noruego, estuvo a punto de dar la sorpresa, pero un solitario gol de Amor al final del partido dio la victoria al equipo barcelonés.

El 15 de septiembre de 1994, el Galatasaray turco ponía a prueba el estreno europeo del conjunto que entonces entrenaba Johan Cruyff, que logró remontar el tempranero gol otomano y ganó por 2-1.

La quinta vez que el Barça debutó en la Liga de Campeones en casa fue en agosto de 1997, en la ida de la segunda ronda previa de la competición, ante el Skonto de Riga letón. En un Camp Nou con media entrada, los jugadores de Bobby Robson tuvieron que igualar dos veces la ventaja letona antes de que Stoichkov, en el tiempo añadido, diera la victoria a los locales de penalti.

El Leeds inglés salió vapuleado del Camp Nou el 12 de septiembre del 2000, ya que el Barcelona debutó en la Liga de Campeones ganando por 4-0, con dos goles de Kluivert, otro de Rivaldo y otro de Frank de Boer.

El séptimo estreno en la Liga de Campeones azulgrana en el Camp Nou fue en agosto de 2002, en la ida de la tercera eliminatoria previa del torneo, ante el Legia de Varsovia. Los barcelonistas ganaron 3-0 gracias a Frank de Boer, Riquelme y Cocu.