Público
Público

El Barcelona, contra el Sporting de Lisboa, el Basilea y el Shakhtar en el grupo C

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Barcelona no tiene nada de que quejarse tras el sorteo de la liguilla de la próxima Liga de Campeones que se ha celebrado hoy en Mónaco. Encuadrado en el Grupo C, ha quedado emparejado con tres de los rivales menos complicados que le podían tocar: el Sporting de Portugal, el Basilea suizo y el Shakhtar Donestsk ucraniano.

Además, el equipo que dirige Josep Guardiola empezará (ante el Sporting) y acabará (frente al Shakhtar) la liguilla en el Camp Nou, en un sorteo inmejorable que le allana el camino hacia los octavos de final.

El rival más complicado para los azulgranas será el Sporting lisboeta. Un total de 18 Ligas, 15 Copas y 7 Supercopas adornan su palmarés en Portugal, pero fuera de su país nunca ha sido considerado, al contrario que el Benfica o el Oporto, un grande de Europa.

De hecho, el conjunto en el que se criaron futbolísticamente Luis Figo o Simao Sabrosa sólo ha cosechado un éxito internacional desde que fue fundado en 1906: la Recopa de Europa de la temporada 1963-64, en la que venció en la final al MKT Budapest.

Sporting y Barcelona se han enfrentado en tres ocasiones en partido oficial. La primera, en la final de la Copa Latina de la temporada 1948-49, que se disputó en Chanmartín. El Barça conquistó aquel título al ganar al conjunto lisboeta por 2-1.

Tuvieron que pasar casi cuarenta años para que ambos se volvieran a encontrar en el concierto internacional. Fue en los dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA la campaña 1986-87.

El equipo que entonces dirigía Terry Venables pasó la eliminatoria tras ganar por la mínima en el Camp Nou (1-0) y gracias al valor doble de los goles marcados fuera de casa, pues cayó en el José Alvalade en el partido de vuelta (2-1). El Barça acabaría apeado de la competición en los cuartos de final por el Dundee United.

Españoles y lisboetas se han visto las caras en otra ocasión, aunque fue en un encuentro amistoso: el Trofeo Joan Gamper de la temporada 1999-2000, en el que el conjunto azulgrana se impuso con comodidad por 3-1.

El Schakhtar Donetsk es otro viejo conocido de la afición culé. La primera vez que se midió al Barcelona fue en los dieciseisavos de la Recopa de Europa de la temporada 1978-79.

El equipo que aquella temporada empezó entrenando Lucien Muller sentenció la eliminatoria en la ida (3-0) y empató en Ucrania (1-1) ante el Shakhtar, entonces una escuadra que competía, como todos los de ese país, bajo la bandera de la URSS. El Barça acabaría ganando aquella Recopa, ya con Joaquím Rifé en el banquillo, al Fortuna Düsseldorf en la mítica final de Basilea.

Los ucranianos volvieron a medirse a los catalanes en la temporada 2004-05. Por aquel tiempo, el Shakhtar un equipo prácticamente desconocido en la extinta unión soviética, empezaba a convertirse en toda una institución en su país (en los últimos ocho años se ha adjudicado cuatro Ligas y cuatro Copas de Ucrania) y se había ganado el derecho de disputar la fase de grupos de aquella Liga de Campeones junto al Barcelona, el Milán y el Celtic Glasgow.

El conjunto que dirigía Frank Rijkaard se impuso en el primer partido, disputado en el Camp Nou 3-0, pero cayó en su visita RSK Olympiyskiy (2-0). El Shakhtar acabaría, en cualquier caso, último del Grupo F y los azulgranas caerían ante el Chelsea en octavos de final de la máxima competición continental.

No hay precedentes de partidos oficiales entre el Basilea (12 Ligas y 9 Copas de Suiza en su haber) y el Barcelona. Si acaso, la eliminatoria de octavos de final de la Copa de Ferias 1958-60, trofeo que el conjunto azulgrana se acabaría adjudicando.