Público
Público

BBVA plantea bajar el IRPF, subir el IVA y reducir los salarios

Los expertos del banco creen que la crisis tocará fondo este año, aunque empeoran ligeramente sus previsiones económicas para 2013 y 2014

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las recetas de BBVA Research, el servicio de estudios del banco,  para salir de la crisis pasan por bajar el IRPF,  incrementar los impuestos sobre el consumo, y seguir bajando los salarios.

En el último informe de Situación España, publicado este jueves, BBVA Research señala que 'sería deseable ir avanzando hacia un marco fiscal con menores tipos marginales [el máximo del IRPF alcanza ahora el 52%, tras el recargo aprobado por el Gobierno de Rajoy en diciembre de 2011], menos deducciones y que incrementara la presión sobre el consumo y la disminuyera sobre el empleo'.  Para el responsable de Economía Desarrollada de BBVA Research, Rafael Domenech, hay 'margen' para subir los tipos reducidos del IVA e impuestos especiales.

Según ha señalado Domenech, se trata de realizar una presión fiscal 'eficiente', algo que, ha advertido, 'no es algo que se esté pidiendo de hoy para mañana', a lo que ha añadido que hay que tender hacia una estructura fiscal 'óptima' para el modelo productivo que resultará de la crisis. En su opinión, es preciso plantear cuáles son los impuestos que afectan menos a la actividad económica y ha sugerido que 'todo lo que se ha anunciado como temporal tendrá que consolidarse, con esas medidas u otras que las sustituyan'. 'A lo mejor hay que subir unos impuestos para bajar otros', ha añadido.

Con todo, Domenech ha señalado que 'dado el carácter distorsionador de muchos impuestos sobre la economía, antes de llegar a esa fase de aumento de los impuestos, lo que hay que hacer es mejorar en lo posible la eficiencia del gasto de las administraciones públicas'.

En materia laboral, el informe de BBVA Research aboga avanzar en la moderación salarial. Así, el estudio incluye una estimación de cómo las rebajas salariales en 2012 han podido impedir la destrucción de 60.000 empleos a corto plazo y de 300.000 a medio y largo plazo. De haberse ajustado los salarios a la nueva coyuntura desde el inicio de la crisis se podría haber evitado la destrucción de un millón de empleos, según el servicio de estudios del banco vasco. No obstante, no ha concretado si este efecto se debe más a la reforma laboral o al acuerdo sobre negociación colectiva firmado el pasado año por patronal y sindicatos.

Aunque considera que  existe un funcionamiento más eficiente del mercado de trabajo con las medidas del Gobierno, también recomienda actuaciones adicionales que complemente la reforma laboral dada la elevada tasa de paro, ya en el 27%. Así, BBVA propone reducir la segmentación del mercado de trabajo, fomentar el empleo parcial y mejorar las políticas activas y pasivas del mercado.

Con todo, Domenech ha insistido en que quedan 'importantes reformas por acometer' como el establecimiento de una autoridad fiscal, la reforma de las pensiones y de las corporaciones locales.

Los expertos del BBVA han empeorado tres décimas sus previsiones tanto de recesión como de desempleo para 2013, hasta una caída del 1,4% del PIB y un paro del 27,1% de la población activa, aunque cree que España tocará fondo este año y la economía irá de menos a más, con tasas de recuperación intertrimestral.


Según el informe Situación España de BBVA Research, en 2014 el PIB del país volverá a crecer, un 0,9 %, aunque menos de lo que pensaban en sus anteriores previsiones, presentadas en febrero, un 1,1%. Sobre el empleo en 2014 creen que la tasa de paro será del 26,4%, tres décimas peor de lo anteriormente estimado.

En cuanto al déficit público también se muestran más pesimistas para los dos ejercicios, pues creen que cerrará en 6,5% del PIB en 2013 (frente al anterior 5,9%) y en 5,7% en 2014 (que empeora el 4,6% que preveían hace dos meses). En todos los casos se muestran menos optimistas que el Gobierno.

Las causas del peor escenario en 2013 tiene que ver con unas peores perspectivas de los principales países receptores de las exportaciones, y las diferencias en las tasas de financiación dentro de la zona del euro (peores para los mediterráneos), que para el BBVA son 'difíciles de justificar'. Para 2014 se esperan los primeros indicios de recuperación económica gracias a una mejora de la confianza que ha permitido una rebaja de la dependencia de la economía española del BCE.

Para el BBVA, también la reestructuración bancaria tendrá un menor impacto negativo en 2014, lo que debería mejorar el desapalancamiento, aunque 'lo fundamental' ha dicho Domenech, es que el crédito vaya a parar a nuevas inversiones productivas y generadoras de empleo.No obstante, el director de BBVA Research, Jorge Sicilia, ha dejado claro que todos los riesgos son 'susceptibles de regresar', por lo que ha abogado por las reformas tanto a nivel estatal como europeo, en especial en lo que se refiere a la unión bancaria.