Publicado: 05.12.2013 16:14 |Actualizado: 05.12.2013 16:14

El BCE mantiene los tipos en el mínimo histórico del 0,25%

La entidad que preside Mario Draghi mejora ligeramente su previsión de crecimiento para la eurozona en 2014, hasta el 1,1%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Banco Central Europeo ha mantenido sin cambios los tipos de interés el jueves, tomándose una pausa para evaluar la salud de la recuperación de la zona euro después de actuar el mes anterior en respuesta a una moderación de la inflación. La decisión de mantener la principal tasa de refinanciación en el mínimo récord de 0,25% estaba prevista por el mercado después de la sorpresiva decisión del BCE de reducir el coste del crédito el mes pasado.

Los analistas daban por descontado que este jueves no habría nuevas decisiones sobre los tipos de interés, lo que ha trasladado la atención sobre la reunión del BCE a que la institución presidida por Draghi adoptase nuevas medidas de estímulo, como situar en negativo la tasa de depósitos o una nueva subasta de liquidez a largo plazo, y a las nuevas previsiones de crecimiento y de inflación del organismo.

El BCE ha mejorado ligeramente su previsión de crecimiento para la eurozona en 2014 hasta el 1,1%, lo que supone una décima más que su anterior pronóstico de septiembre, mientras que ha reiterado su expectativa de que la actividad caiga un 0,4% este año. De cara al año 2015, el instituto emisor de la eurozona contempla una aceleración de la recuperación en la región que permitiría una expansión del 1,5%. Por otro lado, el BCE ha revisado a la baja sus anteriores previsiones de inflación para este año y el próximo. De este modo, espera que los precios aumenten en 2013 un 1,4%, una décima menos de lo esperado en septiembre, mientras que en 2014 espera que la inflación armonizada sea del 1,1%, dos décimas por debajo de su anterior pronóstico. Esto podría reforzar las previsiones de que el banco volverá a actuar a inicios del próximo año.

A pesar de las expectativas, el BCE no ha anunciado ninguna nueva medida para estimular el crédito y la recuperación de la economía de la eurozona, pero su presidente, Mario Draghi, ha dejado claro que la institución discute la posibilidad de aplicar tipos negativos en su facilidad de depósito, así como una reedición de sus subastas de liquidez a más largo plazo (LTRO), aunque en cualquier caso estaría condicionada a que la financiación repercutiera en la economía. "Si lo repitiéramos [la LTRO] sería con la seguridad de que cumple su función y no sirve para subsidiar la formación de capital y el carry trade de los bancos", ha dicho Draghi.

El banquero italiano ha exlpicado que los miembros del Consejo de Gobierno del BCE discutieron brevemente respecto a la opción de situar en negativo la tasa de la facilidad de depósito, el interés abonado a los bancos que depositan su exceso de liquidez en la hucha del BCE en vez de prestarlo, lo que en la práctica implicaría empezar a cobrar a las entidades. "Tuvimos una breve discusión sobre la tasa negativa a los depósitos, pero sólo fue eso, una breve discusión", ha puntualizado el presidente del BCE.