Público
Público

El BCE no frena el acoso a la deuda española

La prima de riesgo vuelve a marcar máximos (459 puntos) ante la subasta de bonos a diez años de hoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No hay tregua para la deuda pública española. La cita que el Tesoro español tiene hoy con el mercado, en la que tiene previsto colocar 4.000 millones de euros en bonos a diez años, esta marcada en rojo en los calendarios de los gestores de renta fija. Un pastel demasiado suculento que nadie quiere dejar pasar.

Cuanto más alto esté el tipo de interés de ese bono en el mercado secundario, más intereses tendrá que pagar hoy España si quiere captar esos 4.000 millones. Por eso, ayer la presión en el mercado de deuda se concentró en España e hizo subir la prima de riesgo hasta los 459 puntos básicos. Otro día más, el nivel más alto en la historia del euro. Y también en máximos se situó la rentabilidad del bono a diez años, 6,41%.

A pesar de la presión, el Ibex fue el índice más alcista al subir un 0,8%

Los gestores del mercado aseguraban ayer que el Banco Central Europeo tuvo que intervenir en más de tres ocasiones a lo largo de la sesión y barajaban la posibilidad de que hubiera desembolsado más de 1.500 millones de euros. De ser cierto, sería toda una excepción ya que durante toda la semana pasada apenas llegó a los 4.478 millones.

En cualquier caso, lo que está fuera de dudas es que buena parte de su inversión estuvo destinada a comprar bonos italianos y que el esfuerzo realizado con los españoles se quedó corto. En cambio sí alivió algo, muy poco, la presión sobre el resto de países. Así, la prima de riesgo italiana cedió nueve puntos, hasta 519 puntos básicos; la belga bajó siete, hasta 305 puntos; apenas tres puntos se relajó la austriaca, que cerró en 181; y casi ni se movió la francesa, que terminó la sesión en 189 puntos, frente a los 190 que llegó a marcar el martes.

El escaso apetito por la deuda europea lo está sufriendo hasta Alemania. Ayer sólo colocó 4.815 millones de euros, frente a los 6.000 previstos, en bonos a dos años. Eso sí, el escaso apetito no hizo subir el tipo de interés, sino todo lo contrario, bajó al 0,39%.

Campa asegura que no hay motivos económicos para la subida de las primas

La realidad es que las intervenciones del BCE cada vez son más criticadas por los gestores de mercado. 'Sólo están sirviendo para que los bancos europeos con problemas suelten lastre. Ahora los gestores no tienen mucho miedo de apostar en contra del BCE', asegura Juan Carlos Costas, asesor financiero independiente. Y es que los 4.478 millones de euros en una semana son calderilla comparados con la media de 8.000 millones que solía comprar cada día la Reserva Federal cuando tenía abierto su programa de compra de bonos.

Mientras esto ocurría en el mercado de deuda, las bolsas vivieron ayer una sesión que el director de inversión de Renta Variable de Interdim, Antonio Castelo, calificó como 'irracional'. La volatilidad fue extrema y el mercado español llegó a perder en minutos lo ganado en unas horas. Al final, el balance fue positivo para la mayoría de las bolsas, y sólo los índices inglés y alemán cerraron con ligeras caídas. El resto esquivó los números rojos e, incomprensiblemente, teniendo en cuenta la subida de la prima de riesgo, el mercado español fue el que mejor se comportó, al cerrar con una subida del 0,81%. 'Lo que está claro es que los movimientos se han hecho a golpe de declaración política. Aquí, ya nada importa, ni la situación de las empresas, ni la evolución de los países. Por eso, el movimiento real ha sido muy escaso. Ni siquiera los traders que operan en el corto plazo fueron muy activos ayer. El riesgo de pérdidas era demasiado alto', asegura Castelo.

Efectivamente, la jornada fue un hervidero de declaraciones. Las más madrugadoras fueron las del consejero director general de Banco Santander, Francisco Luzón, en las que insistió que la convocatoria electoral nada tiene que ver con el aumento de la prima de riesgo sino que es un problema que necesita una solución 'más institucional y europea que propiamente española'.

Juncker subraya que Alemania tiene un nivel de deuda mayor que España

En la misma línea, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, aseguró 'que no existen razones fundamentales' para que las primas de riesgo de los países de la zona euro se mantengan tan elevadas durante mucho tiempo, ya que los niveles alcanzados no son 'consistentes' con el análisis de la evolución económica en dichos países. E insistió en que lo peligroso del aumento de la prima de riesgo 'no es que obligue al Tesoro a emitir a un coste mayor, sino que marca un suelo de financiación para los agentes económicos, por lo que encarece el coste de financiación de la economía en su conjunto'.

En Europa, por su parte, hubo un complicado cruce de declaraciones procedentes de distintos frentes. El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, apuntó que Alemania cuenta con un nivel 'preocupante' de deuda, que, por ejemplo, es incluso superior al de otros países de la eurozona como España. 'Creo que el volumen de la deuda de Alemania es preocupante', afirmó en una entrevista concedida al diario alemán General-Anzeigers, donde señaló que 'la deuda de Alemania es más elevada que la de España, sólo que aquí no se conoce'.

Una clara advertencia a que tal vez el Gobierno de Angela Merkel está tensando tanto la cuerda para exigir reformas a sus vecinos que esta se puede romper y volverse en su contra. Merkel reconoció que tal vez el BCE no esté en condiciones de resolver los problemas de la eurozona 'bajo los tratados actuales'.

'Con todo ello, la sensación en los mercados es que esta tensión no puede durar mucho más tiempo. Ayer se dieron todas las variables para que las bolsas se hubieran hundido. No fue así. Eso significa que el mercado ya no descuenta una catástrofe y es posible que veamos una recuperación no tardando mucho', se atreve a pronosticar Juan Carlos Costas.