Público
Público

Todos los bebés con bajo peso al nacer necesitan hierro: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anne Harding

Los bebés más grandes dentrodel rango de bajo peso al nacer pueden sufrir deficiencia dehierro por lo que deberían recibir suplementos del mineral,publicó un equipo de Suecia en la revista Pediatrics.

Esos bebés nacen con entre 2.000 y 2.500 gramos y son ungran porcentaje del total de los partos.

Se recomienda el uso de suplementos con hierro para todoslos bebés con bajo peso al nacer, pero eso no siempre se cumpleen los bebés más grandes de ese rango marginal, explicó eldoctor Magnus Domellof, de la Universidad de Umea, en Suecia.

"Varían mucho las decisiones en hospitales y clínicas, yfaltan guías adecuadas", dijo Domellof.

La deficiencia de hierro altera el desarrollo neurológicodel bebé, pero su exceso puede ser dañino. Al azar, el equipode Domellof le administró a 285 bebés en ese rango una dosisdiaria de placebo, 1 miligramo (mg) o 2 mg de hierro por kilode peso, entre las 6 semanas y los 6 meses de vida.

A los 6 meses, el 36 por ciento de los niños tratados conplacebo tenía deficiencia de hierro, comparado con el 8 porciento del grupo tratado con 1 mg de hierro o el 4 por cientoque recibió la dosis de 2 mg por kilo de peso.

La deficiencia más grave, llamada anemia, afectó al 10 porciento del grupo tratado con placebo, al 3 por ciento de lacohorte tratada con 1 mg del suplemento y ningún bebé del grupoal que se administró la dosis de 2 mg.

El 18 por ciento de los bebés alimentados exclusivamentecon leche materna en el grupo tratado con placebo tenía anemiapor deficiencia de hierro.

El equipo no observó efectos adversos del uso de lossuplementos y concluyó que los bebés con bajo peso marginal alnacer deberían recibir suplementos con hierro entre las 6semanas y los 6 meses de edad.

Los autores estudiarán a los niños hasta los 7 años de edadpara determinar si la deficiencia de hierro, o el uso desuplementos, tiene efectos en la salud y el desarrollo en ellargo plazo.

FUENTE: Pediatrics, online 6 de septiembre del 2010