Público
Público

Bekking dice que no pueden "navegar a máximo rendimiento porque sería arriesgado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El capitán del 'Telefónica Azul', el holandés Bouwe Bekking, no quiere que el barco y la tripulación corran riesgos excesivos hasta el cabo de Hornos y esta mañana ha explicado que "no vamos a navegar al límite porque podríamos correr el riesgo de dañar el barco o, lo que sería más grave, a un miembro de la tripulación. Estamos navegando rápido pero no al máximo de lo que podríamos".

Su experiencia en las cinco ediciones anteriores le llevan a tomar las máxima precauciones porque "hay que estar muy atentos y pensar que el barco, que está dañado, debe llegar a Río de Janeiro de una sola pieza y ese es mi planteamiento sobre todas las cosas".

El vasco Iker Martínez, patrón del barco español, se mostraba más alegre porque "¡Hoy hemos visto el sol después de casi diez días! Ha sido un día increíble: viento de unos 30 nudos, sol, olas grandes ¡y a surfear!; eso sí, mucho frío".

"Sólo faltan dos días para llegar a Cabo de Hornos, así que ya estamos con la cuenta atrás y lo cierto es que tenemos muchas ganas de ir hacia el Norte. La última noche una ola nos ha llenado de agua el barco entero. Casi 500 litros de agua han entrado en pocos segundos; por suerte, el saco de dormir se ha salvado. Algo es algo".

Finaliza apuntando que "en esa roca no hay público, pero cuando se es bastante afortunado de pasar cerca y en un día claro, y mira viendo esa roca negra, su faro y toda la leyenda que le rodea, hace que uno piense que lo que suceda a partir de ese momento no importa. Has satisfecho tu objetivo: llegar de la una sola pieza".