Público
Público

La belleza como maldición lleva a Birmajer a construir la metáfora de la vida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La belleza como maldición, así como el afán de posesión y destrucción que genera condujo al escritor argentino Marcelo Birmajer a escribir "Historia de una mujer", una novela que se puede leer como "metáfora de la vida" y como una "semblanza de la historia reciente" de su país.

Al presentar hoy la obra en Madrid, Birmajer explicó que el planteamiento de la novela surgió de la pregunta "¿por qué deseamos destruir lo bello que hay en nosotros?".

"No tengo explicación", afirmó el autor, que desea hallar una respuesta escribiendo novelas y ensayos.

En "Historia de una mujer", la belleza "no genera -precisó- en los hombres ni tampoco en las mujeres efectos benéficos, sentimientos solidarios o pasiones positivas; muy por el contrario, genera afán de posesión y destrucción".

Pero el autor va más allá y se cuestiona si "es la belleza la que genera el afán belicoso o ese empeño persiste a todo y lo que buscamos son excusas para darle rienda suelta".

Y para tratar de ilustrar su dilema Birmajer se mete en la piel de una mujer, Isabel, la protagonista de su novela, "que a sus cuarenta años se mantiene en la cúspide de su belleza y quien en el segundo anterior a comenzar su declive alcanza la cota más alta a la que una mujer puede aspirar".

Birmajer confesó su predilección por los personajes "rastreros y villanos" y así todos los hombres que pretenden a la protagonista "son despreciables" y sin "estatura moral".

Y aunque el autor sabe que la novela ha recibido críticas que la han tachado de "machista", subrayó que él único personaje que sale "bien parado" es Isabel.

Convencido de que "el mejor punto de partida para la política contemporánea es ser mujer", Birmajer subrayó que aunque se ha modificado la ubicación social y los roles de la mujer "el hombre que mira a una presidenta (jefa de Gobierno o de Estado) lo hace igual que a una mujer que pasea por la calle" ante la que se pregunta por la posibilidad de una relación sexual.

"Esa presunta ancestral no se modificará aunque el mundo esté gobernado por mujeres", aseguró el autor, que consideró que la novela puede ser leída en cualquier país.

Porque en su argumento "aparecen personajes muy identificables" que ejercen la violencia contra la mujer "cometiendo un delito ante el que todavía hoy hay una falta de respuesta".

Y en esa mujer que protagoniza la novela, "opulenta, rica y que es denominada por distintos tipos de hombres, unos más autoritarios y otros más pacíficos", ve el autor una "metáfora de Argentina".

"Creo que tiene un punto de contacto con el recorrido argentino de la dictadura, pasando por la democracia y por los gobiernos que no supieron que hacer con el poder", indicó.

En cualquier caso, Birmajer, aseguró que se trata de una "historia impactante, entretenida y comprensible" que comenzó como un guión cinematográfico después del éxito que obtuvo Birmajer tras el estreno de "Un abrazo partido", film del que fue coautor de su guión.