Público
Público

Benjamín Prado dice que "la poesía puede y debe opinar"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El narrador y poeta Benjamín Prado ha defendido hoy la necesidad de que la poesía tenga una "importancia civil" y de que "hable de cosas que ocurren y no solamente de cosas de la imaginación". "Yo creo que la poesía puede y debe opinar", ha recalcado.

Prado (Madrid, 1961), que imparte esta semana un taller de poesía en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, ha opinado, en rueda de prensa, que "si algo le sobra al mundo de la poesía es la palabra yo".

Y ha subrayado que "un poema va a perdurar si es capaz de reflejar la alegría o la tristeza y si el lector al leerlo reconoce la sensación".

"De eso se trata el poema, de reconstruir una emoción en otro", ha argumentado Prado, para quien "todo poema tiene que ser una imitación de la poesía en general", porque, en su opinión, "lo peor que hay en el mundo de la poesía son los descubridores de mediterráneos", y un libro de poemas tiene que ser "un lugar de encuentro".

Acompañado por el escritor peruano Santiago Roncagliolo, que imparte esta semana un taller sobre novela en la UIMP de Santander, Benjamín Prado ha señalado su interés por "la escritura en sí misma" y su preocupación por "el paso de la observación a la reflexión", que "es -a su juicio- en lo que consiste la literatura".

Como discípulo que se ha declarado de Rafael Alberti, el escritor madrileño, que se encuentra trabajando en un libro de poemas titulado "Ya no es tarde", ha afirmado que le "interesan mucho las posibilidades de la literatura en el mundo real y como espacio de opinión".

"Eso no significa hacer literatura política, ni literatura de partido, ni de bandera, ni de consigna, pero sí que opine sobre cosas que pasan y que también tienen su sitio en la literatura", ha subrayado.

Sin embargo, Prado ha matizado que "a la literatura le hace falta un tiempo para poder tener la distancia de ver las cosas", porque, a su juicio, "las cosas de demasiado cerca se ven mal, se ven borrosas".

Por eso, ha argumentado su decisión de escribir una novela sobre la transición, "Operación Gladio", ya que, para opinar sobre procesos políticos actuales, prefiere utilizar los artículos.