Público
Público

Berlusconi aprueba un gran recorte para los próximos tres años

‘Il Cavaliere' cambiará el impuesto sobre la renta y penalizará a las familias de ingresos más bajos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno italiano dio ayer una lección de cómo hacer recortes y no morir en el intento, después de dar el visto bueno a la maniobra financiera planificada por el titular de Economía, Giulio Tremonti, con el objetivo de ahorrar los 47.000 millones de euros que Bruselas reclamaba para el periodo 2013-2014. Aunque, en el plan aprobado ayer, el Ejecutivo no dio datos precisos sobre el valor total de esta intervención y se limitó a hacer hincapié en la importancia de lograr el equilibrio presupuestario.

La rueda de prensa para explicar el recorte impuesto por Bruselas que hay que aplicar estuvo plagada de imprecisiones y vaguedades. El plan ideado por Tremonti va cargado de ajustes dolorosos y su verdadero efecto no se notará de manera inmediata. Lo más duro no empezará a aplicarse hasta dentro de dos años, cuando haya terminado la presente legislatura y el que esté al frente del Gobierno no sea Silvio Berlusconi. O quizá sí siga como primer ministro pero, mientras tanto, se podrá servir de otros retoques de cara a la galería que podrían tranquilizar a sus votantes y, sobre todo, a su socio de Gobierno, Umberto Bossi, que exige a diario medidas populistas que alivien el bolsillo de los ciudadanos.

Tremonti compareció junto a Berlusconi tras la reunión, pero ninguno de los dos aclaró de manera concreta los puntos de la maniobra y quedó en evidencia lo deteriorada que está su relación. No en vano, al ministro se le ha sido visto en muchas ocasiones como la persona ideal para estar al frente de un Gobierno técnico que prescinda de Il Cavaliere.

El aspecto más claro es que Tremonti ha programado un recorte de 1.500 millones de euros este mismo año, cifra que pasará a 5.500 millones el que viene y se inflará hasta los 20.000 millones en 2013 y 2014. Aunque el plan no tendrá en cuenta la reducción tan esperada de los costes de la clase política, algo que había sido ampliamente anunciado por algunos miembros del Gobierno. El ministro de Agricultura, Saverio Romano, llegó a decir que se eliminaría el sueldo de los ministros a partir de agosto. Y aunque, según Tremonti, 'es imposible alcanzar el déficit cero sin reducir los costes de la política', por el momento sólo se creará una comisión que, como pronto, en 2013 pondrá en marcha una reducción de los sueldos, de los vuelos de estado y de los coches oficiales (90.000, que cuestan 4.000 millones de euros al año).

Se trataría de 'hacer una media de lo que cuesta la clase política en los seis países más importantes de Europa y adaptarlos al sistema italiano'. El ministro sí confirmó que se reducirán las subvenciones a los partidos en época de elecciones, pero no durante los referendos.

Así que sin el esperado tijeretazo empezando por arriba, lo serio comienza con la reducción de cinco a tres las franjas del impuesto sobre la renta (a 20, 30 y 40%), una medida que penaliza directamente a las rentas más bajas. Según un informe del centro de estudios Vincenzo Visco, con este sistema, las personas que cobran 75.000 euros anuales, se ahorrarán 2.420 euros al año, mientras que los que están entre los 15.000 y 28.000 euros no obtendrán ni un euro de ahorro. Según Tremonti, esto servirá para luchar contra la evasión fiscal, que sólo el año pasado superó los 100.000 millones de euros.

Se retrasará la edad de jubilación de las mujeres de los 60 a los 65 años, pero se hará de manera progresiva. En 2020, por ejemplo, ese aumento será de tan sólo un mes.

Los bolsillos de los ciudadanos se librarán, por ahora, de la subida de un 1% del IVA que había planificado Tremonti en un primer momento. Este incremento será opcional y aplicable a partir de 2012 y afectará a los productos ya gravados con el 10 y el 20%.

Los recortes afectarán también a las regiones, provincias y ayuntamientos, a los que el Gobierno decidió reducir el presupuesto en 9.000 millones entre 2013 y 2014. En lo que se refiere a los funcionarios públicos, sus sueldos se verán congelados hasta 2014, a excepción de Policía, Bomberos y trabajadores de Hacienda. Además, el Gobierno aplicará una tasa especial a los coches de alta cilindrada, que ni Berlusconi ni Tremonti explicaron en qué consistiría.

Entre las medidas consideradas como una especie de caramelo electoral, entraría una reducción fiscal a los jóvenes menores de 35 años que decidan montar una nueva empresa, ya que sólo pagarán el 5% del impuesto correspondiente. Asimismo, se eliminan las multas a los productores de leche por no respetar las cuotas de la Unión Europea.

Impuesto sobre la renta

Berlusconi reduce de cinco a tres los tramos de ingresos sobre los que se aplica, lo que penaliza a las rentas bajas. 

Jubilación

El Gobierno ha decidido retrasar la edad de jubilación de las mujeres de los 60 a los 65 años de manera progresiva hasta 2020. 

Ayuntamientos

Entre los ejercicios 2012 y 2014, el Gobierno recortará en 9.000 millones el presupuesto de regiones, provincias y ayuntamientos. 

Funcionarios

Se congela el sueldo de los funcionarios hasta 2014, salvo los de la Policía, los bomberos y los trabajadores de Hacienda. 

Impuesto a los coches

El Ejecutivo quiere imponer una tasa a los vehículos de alta cilindrada pero no explicó en qué consiste.